CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

Takakura: idea japonesa para reducir desechos orgánicos

 Takakura: idea japonesa para reducir desechos orgánicos

Imagen ilustrativa. Foto creada por jcomp – www.freepik.es

Llegó el año 2021 pero aún no alcanzamos la meta de convertirnos en una nación carbono neutral. Según el Informe del Estado de la Nación tenemos la cuenca más contaminada de Centroamérica y para las estadísticas del Ministerio de Salud en el 2019 se produjeron 1 462 397 toneladas de basura, equivalente a 21 Estadios Nacionales y solo el 55% de esos residuos son orgánicos, lo demás es material para reciclaje.

Las cifras alarman, por eso debemos prestar atención a lo que tiramos a la basura, para aprovecharlos, reducir la cantidad de desechos que llegan al vertedero, mejorando así las condiciones higiénicas y promoviendo la clasificación de residuos.

Con el fin de colaborar con el medio ambiente, en esta oportunidad vamos a sugerir un método japonés del compostaje, con la mezcla de materia orgánica en descomposición en condiciones aeróbicas, esto para mejorar la estructura del uso del suelo y proporcionarle nutrientes, darles un mejor uso a esas cáscaras de frutas, verduras, de huevo y restos de alimento que todos los días llegan a los rellenos sanitarios que ocupando espacio, saturan los suelos y generan malos olores.

En Surubaya, Indonesia, Koyi Takakura su creador, puso la idea en práctica; requiere poco espacio y permite la fabricación de abono orgánico para embellecer plantas, zonas verdes y recuperar la calidad de los suelos, como una vía rápida, económica y fácil, eliminando malos olores reduciendo la cantidad de residuos.

Pero, ¿cómo debo iniciar la preparación del compostaje?

Necesitamos dos soluciones, salada y dulce.

Imagen ilustrativa.

Para iniciar, en un recipiente como una caja plástica o de madera con orificios, forrado con un saco, en su interior se agrega aserrín o granza de arroz, hojas húmedas, 2kg de harina y las soluciones fermentadas, sin las cáscaras. Todo esto se mezcla bien hasta que quede compacta sin exceso líquido ni muy seca. De ser así se añade aceite de cocina usado. Es necesario taparlo con una tela y dejarlo en reposo por cinco días a una temperatura entre 40 y 60 grados Celsius.

Al final de los cinco días de reposo, la mezcla debe mostrar una capa blanca de moho, estos son los organismos que se encargaran de la descomposición de los residuos orgánicos.

Luego de esa espera, el compostaje se alimenta con los residuos bien picados, sin exceso de líquido para evitar malos olores y revolverlos bien con la mezcla del compostaje, eso sí evite agregar semillas muy duras, plásticos, papel ni residuos de carnes que generan gusanos.

Mezcle al menos una vez al día, bien tapado para evitar insectos y procure no verter más de 500 gramos diarios de residuos a la caja.

No debe agregar pescado, carne o huesos, plantas o frutos enfermos o podridos, ni estiércol de animal.

Es necesario darle vuelta a la mezcla de residuos al menos dos veces a la semana si está húmedo puede hacerlo dos veces por semana, pero si la humedad persiste las hojas secas, aserrín, bagazo de caña, césped seco picado, granza, carbón son efectivos, de ahí la importancia de una caja que permita la circulación de oxígeno.

¿Y cuándo saco la mitad del material para hacer abono, se necesita agregar más sustrato para continuar con el compostaje? No es necesario, la otra mitad es necesario para seguir con el compostaje.

Es resultado de este trabajo orgánico deja un abono que servirá para jardines o cosechas que debe retirar en pequeñas cantidades, sin descuidar la mezcla. Este se debe colocar en sacos para si maduración y reposo.

Con una maduración de entre 4 y 6 meses, lo puede agregar a las plantas y vegetales si no le precisa mucho, su efecto nutritivo será lento conforme llueva o se riegue, pero si lo quiere es una acción rápida de nutrientes, puede aplicarlo a su huerto o jardín a un compost fresco con una maduración de entre 2 a 3 meses.

Con esta idea, esperamos contribuir en la reducción del volumen de residuos que se llevan a los rellenos y con la oportunidad de crear una mejora ambiental en la reducción del uso de abonos químicos que contaminan los pozos y mantos acuíferos.

Anímese usted también a crear abono orgánico y dele un respiro al medio ambiente.

Jonathan Murcia

Jonathan Murcia

Bachiller en Periodismo por la Universidad Latina de Costa Rica Experiencia en servicio y atención al cliente por más de 12 años, en el mundo de la aviación. Joven apasionado por descubrir las historias que hay detrás de cada persona.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *