CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

Fondo de Biodiversidad Sostenible recibió más de $1.3 millones, gracias a banco estatal

 Fondo de Biodiversidad Sostenible recibió más de $1.3 millones, gracias a banco estatal

Imagen cortesía del Banco Nacional de Costa Rica.

Los bancos tienen una gran responsabilidad – ambiental y social – y un gran poder en cuanto a impactar positivamente el planeta.

Eso lo tiene claro el Banco Nacional de Costa Rica desde el 2010 cuando creó la única tarjeta de su tipo en todo el mundo, la BN Débito Verde.

Este es un producto financiero que, además de ofrecerle descuentos en diferentes comercios a sus usuarios, aporta el 10% de la comisión neta de intercambio que gana el Banco Nacional al Fondo de Biodiversidad Sostenible (FBS) en Costa Rica.

De hecho, el Banco Nacional reporta 256.568 tarjetas BN Débito Verde activas en total.

Además, producto del aporte del 10% de las compras efectuadas con estas tarjetas, del año 2018 a junio del 2020 se han trasladado al FBS más de 1.3 millones de dólares, indicó la institución en un comunicado de prensa.

Los recursos aportados por el Banco Nacional al FBS se invierten al Programa de Conservación de la Biodiversidad (PCB), que protege el Bosque Tropical Seco en la zona Norte de Guanacaste, este tipo de bosque es un ecosistema único en el país y forma parte del 2% de bosques secos del mundo.

Adicionalmente, se protegen más de 7 mil hectáreas de bosque privado en 92 fincas a lo largo y ancho del país, de los cuales 97% posee bosques maduros, es decir, que han llevado un proceso interrumpido de crecimiento durante 75 a 100 o más años.

Estos bosques están compuestos por especies nativas de árboles y no presentan huellas evidentes de la actividad del ser humano, por lo que sus procesos ecológicos no se han visto alterados de una forma apreciable.

El 88% de estas fincas están ubicadas en Corredores Biológicos, el cual se define como un espacio que conecta paisajes, ecosistemas y hábitat naturales, que se han destinado a la conservación de flora y fauna.

“El Banco Nacional es una entidad sostenible que en alianza con el FBS y la Fundación Banco Ambiental (FUNBAM) creó la tarjeta BN Débito Verde, la cual procura la protección para la biodiversidad y apoya las acciones de desarrollo sostenible del país, mientras se incentiva al mismo tiempo, la reactivación de la economía del sector turismo a nivel nacional”, precisó la institución.

Puntualmente, este es un fondo único en el mundo que se dedica a administrar y gestionar el pago de servicios ambientales. El FBS tiene como objetivo la conservación a largo plazo y de manera sostenible de la biodiversidad en terrenos privados, realizando procesos de protección además del mejoramiento del medio ambiente y los recursos naturales.

Así que, de acuerdo con el banco estatal, “cuando se utiliza la BN Débito Verde se está contribuyendo a lograr cambios en el presente y con ello a preservar los bosques costarricenses, mientras al mismo tiempo, se recibirá diversos descuentos en experiencias verdes de hasta un 45% en muchos hoteles y negocios turísticos”.

Para mayor información sobre esta promoción o consultas sobre el tema, puede llamar a la línea de servicio al cliente 2212-2000, acceder al sitio web del Banco Nacional o escribir al correo BNTarjetasDebito@bncr.fi.cr

Imagen ilustrativa de bosque en Costa Rica. Foto creada por freepik – www.freepik.es

¿El hermano de la BN Débito Verde?

El Banco Nacional también cuenta con otro producto desarrollado por el FBS y FUNBAM, con el apoyo del Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO). Se trata de una opción amigable con el ambiente que tiene un costo de $15 dólares al año y puede ser adquirido desde BN Internet Banking o en cualquier oficina del Banco Nacional.

Se trata del Marchamo Ecológico. 

Tiene como objetivo contribuir a incrementar el patrimonio del FBS y permite la compensación voluntaria de las emisiones generadas por el consumo anual de combustibles de origen fósil de los vehículos, siendo FONAFIFO un socio estratégico muy importante al garantizar la compensación mediante el desarrollo e implementación de proyectos forestales distribuidos en todo el país.

Desde la apertura de esta iniciativa en el 2014 y hasta el mes de junio de este año, hay un total de 4.027 marchamos ecológicos colocados y se ha logrado trasladar al FBS un acumulado de más de $49.170 por este rubro, (solo de enero a junio del 2020 se han colocado 467 marchamos ecológicos y se han recaudado $6.538 netos al fideicomiso) recursos que contribuyen también a beneficiar la conservación de la biodiversidad concentrada en bosques  de  fincas privadas en Costa Rica, mediante la ejecución del PCB.

Gracias al aporte del marchamo ecológico y la tarjeta BN Débito Verde, hoy se pueden apreciar además de mostrar al mundo especies de fauna de Costa Rica en su habitad natural, a través de la utilización de cámaras trampa ubicadas en puntos estratégicos de las fincas incorporadas al PCB, que actualmente se ejecuta en cuatro distintas regiones geográficas del país: Guanacaste Norte, Caribe, Zona Huetar Norte y Península de Osa, con una  incorporación total al programa de más de 7 mil hectáreas, precisó el banco en su comunicación oficial.

Avatar

Floribeth González

Directora Editorial de CR Actualidad. Licenciada en Periodismo con más de 8 años de experiencia. Consultora en Comunicación Digital, Relaciones Públicas y Sostenibilidad. Especialista en RSE, Derechos Humanos y Resolución Alterna de Conflictos. Embajadora de Chicas Poderosas.

Artículos relacionados