CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

¿Se puede ser sostenible en la ciudad durante la temporada de lluvias?

 ¿Se puede ser sostenible en la ciudad durante la temporada de lluvias?

Imagen ilustrativa. Foto creada por teksomolika – www.freepik.es

En un día de clima indeciso, como lo son durante la temporada lluviosa en Costa Rica, todos los ticos están cambiando su rutina diaria. Ya sea que están guardando sus artículos de playa para las próximas vacaciones o su capucha impermeable ahora cuelga más frecuente en la entrada de su hogar, el cambio se avecina y no lo pueden evitar.

¿O acaso sí? Una vecina se queja sobre la cantidad de comida para llevar que ha tenido que pedir porque con las lluvias vespertinas, no quiere arreglarse y salir si al final se va a estar mojando los pies e incomodándose. Ella menciona que la cantidad de basura que ahora saca a la semana es mucho más alta, por todos los envases de sus comidas para llevar.

Su amiga oyente comparte su insatisfacción, ella no puede sacar su perro con la frecuencia que antes lo hacía y se queja de cómo empeora el tráfico con las lluvias. Ella tiene que manejar en su carro todos los días a la oficina, que queda a más de 5 kilómetros de distancia de su casa. Efectivamente, se le dañaron unos zapatos por las lluvias. Estos apenas tienen un año de haber sido adquiridos pero va a tener que botarlos y comprar unos nuevos, baratos, pero a la moda, en alguna tienda de un centro comercial.

Y yo me pregunto, al oír sin querer su conversación en el parque, ¿qué tanto cuesta cambiar nuestros patrones de consumo y deshecho de materiales cuando uno apenas puede adaptarse a los cambios del clima?

El tico anda buscando temas para quejarse con el taxista que le toque ese día o de conversación casual con el pulpero, pero a veces parece que quejarse es más satisfactorio que efectivamente cambiar sus acciones.

Me doy cuenta de que no soy la única que lo noto. El otro día llegó a mi apartamento Graciela, quien me ayuda con la limpieza de mi hogar después de una jornada de trabajo en el edificio donde vivo. Al empezar a recoger los restos de basura que hay por la sala, le digo que envoltorios y pedazos de plástico pequeño, van en la ecobotella que está abajo del lavabo. Ella la saca, sorprendida y me dice: “creo que usted es la única que hace esto en el edificio”.

Y no es para echarme flores ni nada por el estilo, porque en el primer lugar, debería evitar consumir golosinas o productos que vienen en envoltorios reciclables (que de por sí no tienden a ser buenos para mi salud). Sin embargo, me sorprendo, en un edificio de 18 pisos con 5 a 8 apartamentos por piso, algunos albergando hasta 5 personas en el mismo hogar, que solamente una pueda hacer una ecobotella, me estremece hasta lo más profundo de mi conciencia ecológica.

¿Por qué el cambio de nuestra rutina es tan difícil? ¿Qué tan engranadas están las marcas de comidas, ropa, transporte y muebles en nuestras vidas? Le pregunto a una amiga que recientemente compartió el video de Ralph, el conejo que es utilizado para pruebas de maquillaje y productos de limpieza. Ella me dice que apenas se está enterando de los productos que son “cruelty – free”. Y me dice, – Pero qué difícil es tener que renunciar a los que uso ahorita, son tan perfectos para mi cutis.

Estas preguntas y más veo sobre la sostenibilidad en nuestra ciudad. Entre mis amigas, en la vida cotidiana de mis vecinos, en lo deshechos que tengo que separar pero a veces parecen hechos para vivir en un botadero de por vida.

¿Cuál es el secreto para cambiar la rutina de muchas personas a la vez? Lamentablemente no tengo la respuesta sencilla a esa pregunta hoy. Sin embargo, con una conversación a la vez y con un cambio en mis patrones de consumo a la vez, sé que llegaré a cambiar la rutina de consumo de al menos un par de personas.

Espero que eso le inspire a hacerlo usted también.

Virgie Castro-Conde Agüero

Virgie Castro-Conde Agüero

Máster en Negocios con énfasis en Operaciones y Sostenibilidad, por el INCAE Business School (Costa Rica y Nicaragua). Especialización en Gestión de Dirección de Recursos Humanos también por el INCAE. Licenciada en Psicología por la Universidad Latina de Costa Rica. Con más de 6 años de experiencia en compañías multinacionales y locales. Creadora de V de Verde en el Instagram (@vdeverdecr).

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *