CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

¿Cómo gestionar estratégicamente el teletrabajo?

 ¿Cómo gestionar estratégicamente el teletrabajo?

Imagen ilustrativa. Foto creada por freepik – www.freepik.es

7:50 am y ya el Sr. John, con la computadora encendida, realiza la marca de su ingreso a labores.

4:50 pm y con un recordatorio punzante en el estómago el Sr. John se percata que no ha almorzado aún.

Es tarde, el reloj indica 8:50 pm y el señor John va marcando su salida sin terminar todo lo que tenía que hacer en el día.

¿Lo has vivido últimamente?

En esta oportunidad quiero brindarte una información valiosa para que esta transición al teletrabajo te permita maximizar tu productividad sin que dejes por fuera todo aquello que te hace feliz, te complementa y te hace distraerte fuera del ambiente laboral.

Pero primero hay que conocer la definición del teletrabajo.

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) de Costa Rica, en su “Guía Técnica para la Implementación del Teletrabajo en las Empresas” define en su página 15 el concepto del teletrabajo como la composición del “…prefijo Tele que significa distancia, más la palabra Trabajo, que es realizar un conjunto de actividades con el objetivo de producir un bien o servicio”.

El MTSS explica que esta modalidad ampliamente adaptada por la situación mundial que vivimos actualmente consiste entonces en realizar toda la serie de actividades para lo que fuimos contratados mediante una “distancia” implementada del lugar físico de la empresa o de las oficinas y separándonos, eventualmente, de otros colaboradores de la empresa.

Para realizar estas actividades requerimos condiciones favorables y el uso de herramientas tecnológicas que nos permitan poder interactuar con nuestros clientes internos y externos sin mermar la operación de la empresa.

Ahora bien, el término teletrabajo no significa “esclavitud” y tampoco es un sinónimo de 24/7 a menos que el giro del negocio lo exija.

Cuando no entendemos ese punto o no practicamos la “desconexión laboral” es cuando nuestra eficiencia como colaboradores se ve mermada y nuestra capacidad intelectual disminuye por no saber “apagar” el switch laboral.

El año 2020 ha sido declarado como el año de la transición al teletrabajo y el año de la reinvención de las empresas a nivel nacional y mundial. Es por ello que, al ser algo nuevo, no estábamos preparados para este cambio tan importante en nuestras vidas, pero no significa que sea imposible de lograr e inclusive de disfrutar.

A continuación, se encuentran una serie de tips que te ayudarán a tener efectividad en la transición del trabajo físico y clásico al mundo del teletrabajo y más específicamente a trabajar por objetivos, así que ¡prepárate!

Imagen ilustrativa. Foto creada por jcomp – www.freepik.es

Comencemos…

  1. Tienes que definir tu lugar de trabajo: entiendo perfectamente que trabajar desde casa resulta muy difícil por el tema de la privacidad, el ruido y que nuestros familiares estan todo el día junto a nosotros… pero es necesario poner un contexto importante y lo primero es definir cuál será tu lugar de trabajo.

Entonces, la primera tarea es buscar ese espacio que ahora será tu oficina y empezar a acondicionarlo con todo aquello que te brinde tranquilidad mental y también te permita sentirte bien y en armonía con tu trabajo.

Un consejo importante es no hacer de la cama tu oficina, ya que la tentación de dormir es inminente, ¿cierto? Entonces este lugar debe estar, en la medida de lo posible, libre de interrupciones, distracciones y tentaciones.

  1. Establece tu horario de trabajo:

Y vaya que cuesta este punto, ¿no?

En el modelo de trabajo presencial la costumbre es cumplir la cantidad de horas diarias que tenemos como jornada laboral y posteriormente salir hacia nuestras casas. Esto se vuelve rutina y la rutina costumbre. ¡tienes que romper esta costumbre!

Lo primero es cumplir fielmente el plan de trabajo que empezarás a diseñar. Requiere un esfuerzo grande, pero tendrás la libertad de saber que serás una persona productiva y eficiente.

El establecimiento de tu horario puedes hacerlo en una agenda física o inclusive una agenda digital. Hay aplicaciones móviles que nos ayudan a aumentar la productividad mediante el establecimiento de bloques de trabajo y la creación de “recordatorios” que serán fundamentales mientras empiezas el cumplimiento efectivo de tu horario.

Si no sabes cual usar, te dejo un enlace con Las 21 mejores apps de agenda y calendario para 2020 que pueden ser muy útiles para ti.

Es importante entender que trabajar desde la casa puede resultar en una tentación de “extender” la jornada y recurrir a horas adicionales para cumplir con todo el trabajo, por ello es importante que puedas delimitar tus bloques de tareas y entregables diarios y también delimitar tus tiempos de descanso y distracción.

  1. No descuides tu vida personal:

Es importante –y me atrevería a decir urgente – el no descuidar tus gustos e intereses que te llenan como persona y también la vida social que podemos tener, inclusive, en tiempos como los actuales.

Desde ver películas, series, leer un libro, jugar un video juego, etc., tienes que hacer todo aquello que te llena como persona y te ayuda a balancear tu vida persona y tu trabajo.

Aunque estemos actualmente distanciados por las razones que todos conocemos, nuestra mente requiere entablar conexiones con aquellas personas que nos hacen sentirnos felices: amigos, familiares, etc.

Hay numerosas herramientas para hacer video llamadas y que nos permiten conectarnos con nuestros seres queridos y que podemos usar de forma gratuita. ¿Qué tal una comida en video llamada con tu persona favorita? Es posible y también saludable, ¡inténtalo!

  1. Usa el método Time Blocking para aumentar tu productividad:

No descuides nunca tu productividad, pero tampoco te exijas demasiado en el cumplimiento de numerosas tareas diarias. Es tu deber aprender a separar las actividades por bloques y a priorizar tu trabajo.

A esto se le conoce como Time Blocking. ¿quieres aprender cómo hacerlo? Puedes leer esta interesante información titulada Time Blocking: La técnica definitiva para ser más productivo usando bloques de tiempo

Siempre que tengas una tarea piensa en esta frase y dale valor: ¿esta tarea que estoy haciendo tiene impacto directo sobre el giro de negocio de la empresa donde trabajo? Y puntéala del 1 al 5, donde 1 es importante, pero puedo hacerlo después y 5 es urgente y no puede esperar. Así aprenderás a establecer todas tus tareas por bloques y aumentar tu productividad. Evita a toda manera el procrastinar.

Espero que todos estos tips te ayuden a tener un mejor control en la transición al teletrabajo, a mejorar tu productividad y a balancear tu relación vida-trabajo.

¡Hasta una próxima cápsula de conocimiento!

André Díaz

André Díaz

Farmacéutico venezolano con 13 años de experiencia en diversas áreas farmacéuticas. Diplomado en Gerencia Farmacéutica y Diplomado en Regulación Sanitaria de Medicamentos. Bachiller en Administración de Negocios con énfasis en Recursos Humanos. Experiencia en gestión administrativa del talento humano en el sector químico-farmacéutico.

Artículos relacionados