CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

¿Cómo nuestros medicamentos enferman al planeta?

 ¿Cómo nuestros medicamentos enferman al planeta?

Cuando pensamos en los causantes de la contaminación ambiental, pensamos en el humo de los carros, el vertido de aguas residuales y negras a los ríos, la contaminación por productos químicos, los agroquímicos, la mala disposición de residuos sólidos, entre otros.

Pero alguna vez nos hemos detenido a pensar en si los medicamentos que nos recetan los médicos ¿pueden contaminar el ambiente? Pues la respuesta es , los medicamentos son grandes agentes contaminantes. Cómo no son tan visibles como los otros, es que no le damos la importancia que debiéramos. A continuación, vamos a conocer más del tema.

Presencia de contaminantes emergentes.

Según el Centro de Investigación de Contaminación Ambiental (CICA) de la Universidad de Costa Rica, los contaminantes emergentes son agentes muy presentes en la polución por medicamentos. Dentro de sus líneas de investigación actualmente se estudian este tipo de contaminantes, que incluyen los fármacos y antibióticos, y que son contaminantes no tradicionales que ingresan al ambiente y que pueden presentar un riesgo para la calidad del agua, la salud del medio y de la población en general (CONICIT, 2019).

El CICA define los contaminantes emergentes como compuestos que hace pocos años no se consideraban contaminantes., Actualmente, no se conocen sus efectos tóxicos en el ambiente y no están regulados por la legislación costarricense, lo cual representa un riesgo latente.

Los fármacos psiquiátricos como los ansiolíticos, los sedantes, los hipnóticos y los antidepresivos, se encuentran entre las sustancias activas más recetadas en todo el mundo.

La presencia frecuente de estos compuestos en las matrices ambientales (aguas residuales, aguas superficiales, subterráneas y potables, suelos, sedimentos, bio-sólidos y tejidos), así como su alta persistencia y su toxicidad en organismos para los que no van dirigidos estos compuestos, justifican la preocupación creciente sobre estos contaminantes ambientales emergentes (Moreno et al, 2013).

El mayor peligro de la contaminación por medicamentos, radica en los antibióticos, ya que cuando estos se liberan en el ambiente pueden producir resistencia en las bacterias. De esta forma se generan enfermedades cada vez más difíciles de tratar, ya que las bacterias cada vez se hacen más fuertes y no van a poder ser eliminadas con antibióticos.

De acuerdo a investigadores del CICA; las plantas de tratamiento convencionales (como la de nuestro país) no están diseñadas para el tratamiento de contaminantes como los que pueden venir de las medicinas, entonces muchas veces, aunque lleguen a estas plantas, no se eliminan del agua y llegan a afectar otros cuerpos acuíferos (Céspedes, 2019).

¿Cómo llegan estos agentes contaminantes al medio ambiente?

Las principales vías de entrada en el medio ambiente acuático son las aguas residuales, entre las que se incluyen las urbanas, hospitalarias, industriales y las de origen agrícola o ganadero. Además, los residuos de medicamentos se pueden depositar en el suelo mediante excreción directa (animales) o debido a la reutilización de residuos orgánicos, y posteriormente filtrarse a aguas superficiales. Los medicamentos tópicos (por ejemplo, los antiinflamatorios, tanto de uso humano como veterinario) también pueden llegar al medio ambiente tras ser arrastrados con el agua de las duchas o baños. En el medio ambiente los medicamentos se transforman y se transfieren entre los distintos compartimentos (agua, suelo).

La persistencia de los contaminantes en la naturaleza depende, entre otros factores, de las características de los fármacos, del volumen excretado y de las características de los compartimentos medioambientales (Osakidetza,2016).

Entonces, ¿qué esfuerzos se pueden realizar en nuestro país para reducir el impacto ambiental por medicamentos?

Según el departamento de fármaco vigilancia del Hospital San Juan de Dios, podemos tomar las siguientes medidas:

  • Sustitución de compuestos por otros que sean más benignos para el medio ambiente, por ejemplo, desarrollo de productos biodegradables.
  • Desarrollo de mejores sistemas de liberación de medicamentos con los que se puedan utilizar dosis más pequeñas.
  • Mejora de los envases y empaques primarios de medicamentos para extender la vida útil y así reducir la cantidad de medicamentos que vencen y deben ser desechados.
  • Realizar cambios en la práctica de prescripción de medicamentos, para garantizar que los pacientes solo reciban la cantidad de medicamentos necesarios y así poder evitar que se guarden medicamentos innecesariamente en los hogares.
  • Introducción de mejores opciones de tratamiento de aguas residuales.
  • Educación sobre uso racional de medicamentos.
  • Devolver los medicamentos vencidos o que ya no se utilizan a los fabricantes o a las farmacias para garantizar que su eliminación se llevará a cabo por el método indicado (CCSS, 2016)

Ahora bien, tomando como base este último punto, sobre el procedimiento que las farmacias les dan a los residuos de medicamentos, o medicamentos vencidos, le consulté a la Dra. Marcela González López, jefa de farmacia del Área de Salud de Santa Bárbara de Heredia sobre este proceso de destino final.

Ella indicó que, para el caso específico de esta unidad, no se cuenta con un contrato local para realizar disposición de los medicamentos no utilizables, sino que realizan el proceso a través del Área de Almacenamiento y Distribución de la CCSS (ALDI), en las fechas que ellos establezcan. El último realizado fue en el 2019. El proceso de destrucción se realiza mediante una empresa contratada para tal fin, habilitada para esta labor por el Ministerio de Salud, como Manejo Profesional de Desechos S.A. quien realizó la destrucción en el 2015 en su planta, donde dejan el material en grado irreconocible, estable física y químicamente, y luego es dispuesto en un lugar adecuado donde se garantiza que no puede ser usado ni manipulado. En dicha área se realiza recepción continua de medicamentos no utilizables, eso significa que los usuarios pueden traer sus medicamentos vencidos o que ya no vayan a usar, a la ventanilla de la farmacia y se les recibe. Estos medicamentos se apartan en una bodega exclusiva para estos medicamentos, y se clasifican de acuerdo a lo establecido en el Procedimiento para la disposición final de medicamentos no utilizables. No se reciben por parte de la farmacia jeringas ni aplicadores vaginales o rectales ya usados

En nuestro país se establecen varios métodos para la adecuada eliminación de los medicamentos una vez que éstos han sido clasificados por categoría farmacéutica. Estos procesos son los siguientes: co procesamiento, encapsulación, incineración e inertización, según el Reglamento para la disposición final de medicamentos, materias primas y sus residuos.

Recordemos, en el caso de medicamentos vencidos, que deben disponerse correctamente, mantenerlos lo más lejos posible de los niños y mascotas, por peligro de intoxicación o complicaciones de salud que pueda traer su ingesta.

Así que cuando tengamos pastillas o jarabes que ya no tomemos, recordemos que tirarlos por el tubo del lavatorio o pila no es una opción, mejor guardémoslo bien y entreguémoslo en la clínica más cercana.

Es importante también que estemos atentos a las campañas de recolección de medicamentos vencidos que las municipalidades realizan en conjunto con el Ministerio de Salud, con el fin de evitar riesgos en la salud pública e impacto al medio ambiente. Entre todos nos cuidamos, y cuidamos también de nuestra casa común: el planeta.

Fuentes:

CCSS,2016. Revista ECOFARMACOVIGILANCIA: Volumen 5, Número 4. Centro de Información de Medicamentos Hospital San Juan de Dios. Consulta en línea. Fecha de consulta: 13 de abril del 2021. Disponible en web: file:///C:/Users/Judith%20Obando%20M/Downloads/20779-Texto%20del%20art%C3%ADculo-46857-1-10-20150806.pdf

Céspedes, J.2019. No bote medicamentos a la basura, podría afectar su salud y la del ambiente. Consulta en línea. Fecha de consulta: 16 de abril del 2021. Disponible en web: https://www.ucr.ac.cr/noticias/2019/08/08/no-bote-medicamentos-a-la-basura-podria-afectar-su-salud-y-la-del- ambiente.html#:~:text=El%20mayor%20peligro%20de%20la,producir%20resistencia%20en%20las%20bacterias.

CONICIT, 2019. Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y Tecnológicas. Boletín Nº 201:  CICA diseña procesos biológicos para eliminar contaminantes en el ambiente. Consulta en línea. Fecha de consulta: 15 de abril del 2021. Disponible en web: http://www.conicit.go.cr/prensa/boletincyt/boletines_cyt/Boletin_201/CICA.aspx

Moreno, V. Martínez, J. Kravsov, J. 2013. Los medicamentos de receta de origen sintético y su impacto en el medio ambiente. Revista Mexicana de Ciencias Farmacéuticas. Consulta en línea. Fecha de consulta: 16 de abril del 2021. Disponible en web: http://www.scielo.org.mx/pdf/rmcf/v44n4/v44n4a3.pdf

Osakidetza, 2016. Farmacontaminación: impacto ambiental de los medicamentos. Departamento de Salud del Gobierno Vasco. Consulta en línea. Fecha de consulta: 14 de abril del 2021. Disponible en web: https://files.sld.cu/medicamentos/files/2017/01/INFAC_Vol_24_n_10_farmacontaminacion.pdf

Jeimmy Obando

Jeimmy Obando

Licenciada en Gestión Ambiental por la Universidad Nacional. Consultora con experiencia en plantas de tratamiento de aguas residuales, planes de manejo de residuos sólidos y líquidos, planes de seguridad del agua, programa Bandera Azul Ecológica; gestión ambiental y salud ocupacional en proyectos de construcción.

Artículos relacionados