CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

¿Cómo gestionar nuestros residuos tras celebrar Navidad y fin de año?

 ¿Cómo gestionar nuestros residuos tras celebrar Navidad y fin de año?

Imagen ilustrativa. Foto creada por freepik – www.freepik.es

El tiempo pasó rápidamente y cuando nos dimos cuenta, llegamos al mes de diciembre, y con él, muchos planes y actividades que realizamos, aunque estemos en pandemia, con nuestra familia. Dichas actividades por lo general, producen gran cantidad de residuos, los cuales producimos en gran cantidad.

Es más, los invito a ser más observadores en esta temporada, de cuanto generamos.

No solamente tenemos los residuos propios de las actividades navideñas, como lo son papel de regalo, cajas de cartón, envoltorios de plástico, entre otros; sino también los residuos que se generan propiamente de la finalización de los cursos lectivos de escuela, colegio y universidad, los cuales son también importante incluir dentro de los residuos de fin de año; ya que muchas veces lo que hacemos es acumularlos por meses e incluso años, y pueden gestionarse debidamente.

Por lo tanto, en este artículo, conoceremos como tratar apropiadamente estos residuos, y por ende disminuir la contaminación que se produce en esta época.

Se vino el fin de curso ¿Qué hacemos con los residuos?

Lo más importante es hacer un listado con los residuos generados: cuadernos, libros, lapiceros, lápices de color, cartulinas, pilas y baterías. Una vez finalizado este inventario, procedemos a definir como lo trataremos.

En el caso de los libros de texto, se recomienda hablar con personal del Ministerio de Educación Pública, para que se puedan donar, en caso de que estén en excelente estado, y que otros niños o jóvenes de otras comunidades puedan utilizarlos nuevamente. O también coordinar con fundaciones que atienden a poblaciones en riesgo, para que les pueda servir en procesos de formación educativa.

En el caso de los lapiceros, se puede sacar la pajilla con tinta del envoltorio de plástico, y colocar el envoltorio (previamente lavado y secado) en el contenedor de reciclaje de plástico. Las “pajillas con tinta” se pueden acumular en una bolsa, y en cuanto haya campaña municipal de residuos especiales, se entregan, al igual que las tintas de pilots.

Los lápices de colores al ser de madera, son 100% reciclables, y se pueden reutilizar incluso, para hacer manualidades. Se pueden hacer actividades con los niños como lo es, bisutería, decoración de marcos de fotos, cuadros, e incluso nosotros mismos, decorar un tarrito donde podamos depositar artículos de nuestra oficina con un toque nostálgico de infancia.

Los residuos como las pilas y baterías, son considerados residuos especiales. Estos los utilizamos para las baterías del mousse de las computadoras y en ciertas lámparas; entonces lo que se recomienda es acumularlas durante el año, en un recipiente, y cuando se tenga gran cantidad, devolverlas al proveedor (si este tiene programa de responsabilidad extendida) y si no en las campañas semestrales o anuales de las municipalidades de residuos especiales y tecnológicos.

Por ejemplo, la Municipalidad de San Pablo de Heredia, a mediados del mes de diciembre, realizará una recolección de residuos electrónicos, que incluye computadoras, tablets, celulares, impresoras, tónners e incluso fluorescentes. En este contexto de pandemia, el cual revolucionó la forma de recibir clases e incluso trabajar; sabemos que estos residuos se generarán en masa, por lo que contar con el apoyo municipal para darles un tratamiento adecuado, es vital.

El papel impreso, fotocopias, cartón, revistas, insertos, periódicos, cuadernos, deben estar deben estar secos, limpios, libres de grapas, cintas o etiquetas, para su adecuada disposición final.

Con los cuadernos de resortes debemos quitar las grapas, la espiral y hasta las tapas en caso de que estas sean de otro material que no sea papel o cartón.

Manejo de residuos durante las celebraciones navideñas

Según estudios internacionales, en la época navideña se generan residuos en más de un 75%, ya que cada persona genera al menos 1 Kg más de residuos habitualmente.

Por ejemplo, en países como España, es tal la generación masiva, que se han establecido campañas como la denominada “No lo envuelvas” del 2019; la cual pretendía crear conciencia sobre la importancia de reducir la huella medioambiental que causan los envoltorios navideños durante estas fechas.

Dicha campaña calculó que, por habitante, el gasto medio de papel envoltorio era de 70 km2, lo cual equivalía a unos 10.000 campos de fútbol (Interempresas, 2019).  Lo cual genera la necesidad de generar conciencia sobre el consumo responsable en esta época del año, no solo en España sino en cada parte del mundo.

A la fecha nuestro país, no cuenta con un promedio de generación de residuos navideños, por decirlo de alguna forma. Las municipalidades realizan su recolección de residuos reciclables mensuales, pero global. Sin embargo, podemos ser más conscientes y ver cuánto producimos en esta época.

Los residuos que se generan en esta temporada son árboles de navidad naturales, papel y plástico de envolver, estereofón, residuos de luces, vajillas plásticas desechables y residuos orgánicos.

Cuando finalice la temporada navideña, puede consultar con su respectiva municipalidad, si estos recogen los árboles de navidad naturales para su tratamiento. Para el 2019-2020, al menos 13 municipalidades de nuestro país en conjunto con la empresa Vedova & Obando, trabajaron juntas con el propósito de evitar que los árboles terminaran en lotes baldíos o en los cauces de los ríos. Para ello, los vecinos de las comunidades participantes podían llevarlos a un sitio establecido por su gobierno local, donde se les dió el tratamiento adecuado (Canales, 2020).

El cartón de las cajas de regalo, si está limpio, y no tiene grasa, grapas o cinta adhesiva se puede disponer en los contenedores de reciclaje dispuestos, al igual que el papel. Se separan y luego se envía para su correcta disposición.

Sin embargo, el papel de envolver, tipo film es muy difícil de reciclar, ya que su composición química contiene láminas tan finas que son extremadamente difíciles de separar y sin un equipo de reciclaje especializado, acaban atascando la maquinaria.

Otro residuo difícil de tratar es el estereofón, el cual ha sido prohibido en diversas instituciones y empresas; sin embargo, muchas tiendas, y casas importadoras de electrodomésticos, los utiliza para envolver y asegurar sus productos.

El estereofón casi no se recicla, ya que antes se requería de volúmenes muy altos para que fuera recibido en centros de acopio. Su producción es altamente contaminante al ser un derivado del petróleo.

Los residuos electrónicos como pilas y cableado por iluminación de luces, puede ser almacenado correctamente, y entregado a la municipalidad cuando se establezcan las fechas para la recolección de residuos electrónicos y especiales.

Para evitar el uso de vajillas desechables, las cuales no tiene tratamiento, y corresponden a plásticos de 1 solo uso (que van en contra de la Estrategia Nacional para la Sustitución de plásticos de un solo uso), actualmente el mercado se ha diversificado, y podemos comprar una vajilla que sea biodegradable y compostable.

Para conocer más a fondo esta estrategia, e incluso, detalles de cómo identificar este tipo de productos podemos ingresar al sitio web de zona libre de plástico: http://estrategia.zonalibredeplastico.org/

Para el manejo de los residuos orgánicos, podemos hacer uso de técnicas como compostaje doméstico, produciendo a partir de la descomposición biológica de la materia orgánica generada, un abono natural de gran calidad con que podemos sustituir a los fertilizantes artificiales, sirviendo de nutriente para el suelo.

No olvidemos también las mascarillas desechables y papel de manos.

Recordemos que en este año 2020, el Covid 19 se encuentra presente, y los residuos bio infecciosos, son parte de esta “nueva normalidad” , por lo que debemos separar estos residuos correctamente, en una bolsa diferenciada, quitándole las tiras a las mascarillas, cortándolas, y depositando el papel para secarnos las manos correctamente en esta bolsa. Señalándola, en caso de tener covid, con un listón rojo para su adecuada disposición.

No olvidemos también, disponer adecuadamente, las botellas de vidrio que generemos, como botellas de vino, sidra, espumantes y otros. Las cuales una vez utilizadas, debemos lavar, secar y disponer para su adecuada gestión ¡Un brindis por una navidad sostenible! Cuidando nuestra casa común: el planeta tierra.

 

Fuentes:

Canales, D.2020. 13 municipalidades reciclarán árboles de navidad este mes. Periódico La República. Consulta en línea. Fecha de consulta: 2 de diciembre del 2020. Disponible en web: https://www.larepublica.net/noticia/13-municipalidades-reciclaran-arboles-de-navidad-este-mes

Interempresas, 2019. En Navidad se generan un millón de toneladas de residuos de papel y cartón: #NoLoEnvuelvas. Revista Canales Sectoriales: Reciclaje y Gestión de Residuos. Consulta en línea. Fecha de consulta: 1 de diciembre del 2020. Disponible en web: https://www.interempresas.net/Reciclaje/Articulos/260679-Un-millon-de-toneladas-de-residuos-de-papel-y-carton-se-originan-en-Navidad.html

Jeimmy Obando

Jeimmy Obando

Licenciada en Gestión Ambiental por la Universidad Nacional. Consultora con experiencia en plantas de tratamiento de aguas residuales, planes de manejo de residuos sólidos y líquidos, planes de seguridad del agua, programa Bandera Azul Ecológica; gestión ambiental y salud ocupacional en proyectos de construcción.

Artículos relacionados