CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

Carambola Design: la historia de dos ticas emprendedoras al otro lado del charco

 Carambola Design: la historia de dos ticas emprendedoras al otro lado del charco

Imagen cortesía de Yuls y Dani de Carambola Design.

Yulissa Walters y Daniela Castro son diseñadoras de producto, visionarias y emprendedoras.

Ambas costarricenses, viven en diferentes ciudades de Europa y tienen más de nueve años de experiencia trabajando en la industria de la tecnología.

“Nos conocimos en el 2014, mientras trabajábamos en un Startup en Costa Rica y desde ese entonces siempre supimos que queríamos emprender juntas”, cuentan ellas. Además, ambas habían sido estudiantes de intercambio en el pasado.

Imagen cortesía de Yuls y Dani de Carambola Design.

En el año 2019, finalmente se decidieron a lanzar un proyecto en conjunto: Carambola Design, con el propósito de colaborar con startups ticas y otros emprendimientos, para ayudarles a entender y potenciar su propuesta de valor en el mercado, por medio del diseño de servicios y experiencia de usuario, especialmente cuando están apenas empezando su camino.

Pero que sean ellas mismas quienes nos cuenten lo que hacen y cómo han sacado adelante su propia marca, desde el otro lado del charco, en Austria y Alemania:

De hecho, vivir y emprender fuera de Costa Rica las ha hecho amigarse con alguien a quien casi siempre le huimos: la soledad. Lo que es un ejemplo más de que les encanta pensar fuera de la caja y son realmente auténticas e innovadoras.

Así lo contaron a través de la plataforma Humanos de Costa Rica recientemente.

“Nosotras nos movimos de Costa Rica años atrás, en momentos y a países diferentes, pero cuando intercambiamos experiencias llegamos a la misma conclusión: La soledad nos ha ayudado crecer, a identificar mejor nuestras fortalezas, a darnos el espacio que necesitábamos para reflexionar y para demostrarnos que creyendo en nuestros talentos podemos alcanzar nuestras metas. Ahora somos más fuertes. La soledad nos ha permitido entender mucho mejor el valor de la familia, los amigos, y lo privilegiadas que somos de haber crecido en Costa Rica. Nos ayudó también a nutrirnos de otras culturas, otros pensamientos, visiones y a ser más tolerantes”.

E insisten, “la soledad no es mala y no debe asociarse solo a momentos de tristeza. La soledad nos ayuda a activar nuestra mente, a ser más creativos y a estar presentes en el hoy y el ahora. Aprender a valorarla es difícil, pero una vez que se entiende en esencia, podemos utilizarla a nuestro beneficio para seguir creciendo personal y profesionalmente. Y lo más impresionante del caso es que al compartir sus enseñanzas con otros, nos damos cuenta que no estamos solas en esto, no somos las únicas”.

Avatar

Floribeth González

Directora Editorial de CR Actualidad. Licenciada en Periodismo con más de 8 años de experiencia. Consultora en Comunicación Digital, Relaciones Públicas y Sostenibilidad. Especialista en RSE, Derechos Humanos y Resolución Alterna de Conflictos. Embajadora de Chicas Poderosas.

Artículos relacionados