CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

4 razones para incubar su negocio cuando apenas está empezando

 4 razones para incubar su negocio cuando apenas está empezando

Imagen ilustrativa. Foto de Negocios creado por rawpixel.com – www.freepik.es

Los emprendedores tienen una pasión, un sueño y quieren convertirlo en un negocio. Sin embargo, lo que quizás no sepan, es que un programa de incubación puede ser vital para su éxito.

Por eso, en los últimos años los programas de incubación se han encargo de brindar gestión, mentorías, acceso a recursos del mercado, oportunidades para establecer contactos y capacitación en habilidades comerciales a los emprendedores en etapa inicial.

Sin embargo, aunque las incubadoras están diseñadas para trabajar con nuevas empresas y empresas en etapa inicial, la mayoría de las veces, los emprendedores utilizan estos programas demasiado tarde en el desarrollo de su negocio, momento en el que se dan cuenta de que ahora tienen menos flexibilidad para cambiar su negocio si es necesario.

Entonces, ¿por qué no se unen más emprendedores a una incubadora en línea al principio de su proceso? Según la plataforma Bridge for Billions, probablemente se deba al miedo. Miedo de que sus ideas estén todavía “demasiado verdes” para exponerlas. Bueno, como dicen, el pájaro madrugador se lleva el gusano, ¡un adagio que es especialmente cierto para los emprendedores!

Debido a esta situación, Bridge for Billions, a través de un comunicado, nos compartió 4 razones por las que la incubación es una buena idea para los emprendedores en etapa inicial:

  1. Deben permitirse cometer errores antes de que sea demasiado tarde

Algunas personas piensan que la ideación y la creación de prototipos deben venir antes de la incubación, esto suele ser una mala decisión. Esos procesos deberían ocurrir simultáneamente; las incubadoras son lugares de prueba y error. La incubación temprana de empresas permite a los emprendedores cometer errores, cambiar sus ideas, volverse flexibles y prepararse para el fracaso antes de haber invertido demasiado tiempo, dinero y emoción en los detalles de su empresa.

Para que estas empresas tengan éxito, deben permitirse la libertad de negociar y ver dónde es posible y necesario realizar cambios desde la idea inicial.

  1. ¿Ven a los programas de incubación como una experiencia de aprendizaje? – porque lo son

Aunque la incubación de empresas no es una tarea fácil, es importante ver el proceso como una experiencia de aprendizaje. El componente de prueba y error de un programa de incubación puede llevarlos a descubrir que sus negocios no son viables, lo que a su vez podría llevarlos a encontrar otros medios para alcanzar su objetivo. O puede que incluso tengan que detenerse y comenzar desde cero con algo nuevo. De cualquier manera, habrán aprendido de sus errores en lugar de aprender de la manera difícil a través de un lanzamiento empresarial fallido.

Aunque es importante entrar en un programa de incubación con una idea clara y sólida de lo que quieren que se conviertan sus organizaciones, unirse en las primeras etapas de desarrollo es vital para mantener la flexibilidad en sus procesos de desarrollo y de cómo se verá el producto final. Esto es especialmente importante si es su primera empresa o si tienen una experiencia limitada en los negocios.

  1. Deben definir y diseñar su negocio de forma lógica

Un buen programa de incubación debería ayudarlo a definir y describir los pasos clave para desarrollar su negocio. No es raro que los emprendedores se ciñan a su área de especialización y descuiden las áreas con las que se sienten menos cómodos debido al temor al fracaso.

Idealmente, terminarán un programa de incubación con una estructura, comprensión y visión clara para sus negocios, listos para responder a las preguntas en profundidad a las que los inversores potenciales quieren saber las respuestas. También es fácil sentirse abrumado como emprendedor en una etapa temprana. Los programas de incubación deberán ayudar con esto al proporcionar las herramientas adecuadas para trabajar en todos los fundamentos de su negocio, ayudándoles a recuperar la sensación de control.

  1. ¿Qué pasa con las mentorías?

Todo emprendedor que esté considerando la incubación, debe intentar buscar un programa que incluya mentorías. ¿Por qué? Porque la intervención temprana de los profesionales de la industria es vital para el desarrollo inicial de una empresa. Al trabajar con un mentor, estarán al tanto de un punto de vista externo y, por lo tanto, podrán evitar desafíos imprevistos. Por supuesto, la mentoría también abre oportunidades de networking, algo que será clave en las etapas iniciales (y posteriores) de sus negocios.

Avatar

Floribeth González

Directora Editorial de CR Actualidad. Licenciada en Periodismo con más de 8 años de experiencia. Consultora en Comunicación Digital, Relaciones Públicas y Sostenibilidad. Especialista en RSE, Derechos Humanos y Resolución Alterna de Conflictos. Embajadora de Chicas Poderosas.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *