CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

Plan de Descarbonización traerá $41.000 millones en beneficios netos a Costa Rica, según estudio

 Plan de Descarbonización traerá $41.000 millones en beneficios netos a Costa Rica, según estudio

La adecuada implementación del Plan Nacional de Descarbonización le aportaría a Costa Rica más de $41.000 millones en beneficios, aun después de pagar los costos de las inversiones necesarias para tener un transporte moderno y electrificado, mejores prácticas agrícolas y ganaderas y la restauración y protección de ecosistemas clave.

Este es el hallazgo central del estudio “Costos y beneficios de la descarbonización de la economía de Costa Rica“, realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Corporación RAND, la Universidad de Costa Rica y la Dirección de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE).

De acuerdo con el análisis realizado, el Plan Nacional de Descarbonización proporcionaría $78.000 millones en beneficios entre 2020 y 2050 y sus costos serían de unos $37.000 millones.

El resultado de la investigación fue presentado este martes, 24 de noviembre, en un webinario en el que participaron Carlos Alvarado, presidente de la República de Costa Rica; Verónica Zavala, gerente del Departamento de Países de Centroamérica, Haití, México, Panamá y la República Dominicana; José Ramón Gómez, representante del BID en Costa Rica; Andrea Meza, ministra de Ambiente y Energía, Costa Rica; y Rodolfo Lacy, director de Medio Ambiente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La correcta implementación del Plan implicaría que Costa Rica llegue a 2050 con emisiones de gases de efecto invernadero tan pequeñas que sus bosques podrían compensarlas en su totalidad. Esto se conoce como “cero emisiones netas” y es la meta central del Plan Nacional de Descarbonización y un compromiso que los países asumieron al firmar el Acuerdo de París.

Investigación en detalle. El análisis muestra que los dos sectores clave para una correcta implementación del Plan Nacional de Descarbonización son el transporte público y privado y el uso de la tierra en zonas rurales, en particular en ganadería, agricultura y bosques. Ambos combinan mayores beneficios económicos con mayores reducciones de emisiones.

“Costa Rica merece una economía moderna y justa, con procesos digitalizados y descentralizados y miles de empleos verdes, azules y naranjas. Los 10 ejes del Plan Nacional de Descarbonización son la ruta hacia un futuro más próspero y sostenible, donde las comunidades rurales y los habitantes urbanos se sientan en el corazón de la economía costarricense”, dijo la ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza Murillo.  

El Plan Nacional de Descarbonización fue presentado en febrero de 2019 como una ruta para modernizar Costa Rica. Cuenta con acciones en movilidad pública, transporte privado, transporte de carga, electricidad, edificaciones, industria, gestión de residuos, agricultura, ganadería y soluciones basadas en naturaleza.

En territorios rurales, el plan aportaría beneficios netos descontados de cerca de $22 mil millones. La mejora de los rendimientos agrícolas y los servicios ecosistémicos proporcionados por los bosques, como el apoyo al turismo, valen mucho más que las inversiones necesarias para reducir las emisiones en la agricultura y la ganadería y que el valor financiero de la tierra dedicada a los bosques que capturan carbono de la atmosfera.

En las ciudades, los ahorros de energía al electrificar el transporte, la reducción de accidentes, la mejora de la competitividad ligada a la reducción de las presas y la reducción de los impactos económicos de la contaminación del aire sobre la salud conllevan a beneficios netos de $19.000 millones.

El estudio es el resultado de casi dos años de trabajo conjunto entre el BID, el gobierno de Costa Rica y otras organizaciones aliadas, como la Corporación RAND y el Laboratorio de Potencia de la Universidad de Costa Rica. Más de 50 agencias del gobierno y organizaciones representativas de los sectores que juegan un papel importante en el Plan Nacional de Descarbonización aportaron insumos para asegurar la relevancia y la exactitud del estudio.

Para manejar la incertidumbre de un plan que tomaría tres décadas en implementarse, el equipo técnico repitió sus cálculos de emisiones, beneficios, y costos para 3.003 futuros plausibles, haciendo cambios de supuestos sobre 300 incertidumbres y 47 factores adicionales. De estos 3.003 veces que repitieron sus cálculos son variaciones de supuestos, solo en 21 el Plan tuvo costos netos.

Avatar

Floribeth González

Directora Editorial de CR Actualidad. Licenciada en Periodismo con más de 8 años de experiencia. Consultora en Comunicación Digital, Relaciones Públicas y Sostenibilidad. Especialista en RSE, Derechos Humanos y Resolución Alterna de Conflictos. Embajadora de Chicas Poderosas.

Artículos relacionados