CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

Más que recoger basura: 10 acciones ambientales que realizan los gobiernos locales

 Más que recoger basura: 10 acciones ambientales que realizan los gobiernos locales

Imagen ilustrativa. Foto creada por jcomp – www.freepik.es

Cuando hablamos de acciones ambientales que realizan los gobiernos locales (o municipalidades), pensamos generalmente en residuos, o como comúnmente se le conoce: “los que recogen y procesan la basura”.

Sin embargo, las labores que realizan los departamentos ambientales de los gobiernos locales son muy extensas, y de suma importancia para procurar el desarrollo sostenible de nuestros cantones.

Nuestro país cuenta con 82 municipalidades. El vínculo que refuerza el compromiso de los gobiernos locales con el medio ambiente, se da partir del 2010, con la promulgación de ley 8839, que es la Ley de Gestión Integral de Residuos.

El artículo 8 establece: “la creación de una unidad de gestión ambiental, bajo cuya responsabilidad se encuentre el proceso de la gestión integral de residuos, con su respectivo presupuesto y personal.”

Sin embargo las unidades de gestión ambiental, no sólo contemplan el manejo de los residuos, sino un trabajo en conjunto con otros departamentos como catastro, inspecciones, desarrollo urbano, acueducto (si la municipalidad cuenta con uno), presupuesto y también el trabajo en la formación de alianzas con el sector público y privado para el desarrollo de sus labores. Participan también en la creación de instrumentos de regulación territorial y del crecimiento urbano, la construcción y la movilidad sostenible, entre otros.

Para conocer a fondo el trabajo de los gobiernos locales, se consultó a dos gestores, uno de zona rural y otro de zona urbana, y que ellos mismos nos cuenten (desde su experiencia) que funciones realizan.

Según Fabián Vindas, gestor ambiental de la Municipalidad de Montes de Oro de Puntarenas, las líneas trabajo primordiales de los departamentos ambientales son las siguientes:

  • Gestión de residuos: servicio de recolección de residuos tradicionales (papel, plástico y cartón), administración de los centros de acopio, limpieza de vías (que está incluida), y si existe el presupuesto, el servicio de recolección de residuos no tradicionales (madera, sillones, colchones, lavadoras, refrigeradoras, llantas, entre otros), y su coordinación con el gestor autorizado correspondiente.
  • Atención de denuncias ambientales: es un trabajo en conjunto con inspectores del ministerio de salud. La mayoría es por mal manejo de residuos, como lotes baldíos, botaderos clandestinos, entre otros. También la descarga de aguas residuales por falta de tanque séptico.
  • Trabajo en conjunto otros departamentos: como por ejemplo obras y construcción. El gestor ambiental participa en los movimientos de tierra, y verifica que se cumpla la normativa en manejo de residuos y otros.
  • PGAI (Planes de Gestión Ambiental Institucional): formulación y ejecución de los Planes de Gestión Ambiental Institucional. Estos planes tomaron más relevancia a partir de la promulgación de la Ley para la Gestión Integral de Residuos N° 8839, ya que al ser las municipalidades, instancias del sector público, se le solicita casi que de manera obligatoria su participación.

Se le consultó también a la gestora ambiental Karen Bermúdez, de la Municipalidad de Santa Bárbara de Heredia, cuales tareas o ejes ambientales trabajan.  Ella nos brindó un resumen de las acciones que realizan, las cuales se muestran a continuación:

  • Campañas: Coordinación con alianzas para campañas de recolección de residuos peligrosos, como lo son envases de plaguicidas, por su cercanía con el sector agropecuario de la zona. Se educa a la población que trabaja en el sector para una disposición correcta, así como para prevención de accidentes y riesgos en la salud.

Se realizan campañas de recolección de residuos electrónicos por medio de alianzas con gestores autorizados. Se realizan campañas en conjunto con la CCSS para la recolección de medicamentos vencidos.

  • Educación ambiental: tanto a nivel interno para los funcionarios municipales, como para la población del cantón, en temas como recurso hídrico y ahorro energético, celebración de efemérides ambientales y otros.
  • Participación en Programa Bandera azul ecológica como institución y colaboración con otras empresas o instituciones para que puedan obtener el galardón en las diferentes categorías.
  • Participación en campañas de reforestación de árboles.
  • Participación en la formulación del Plan Regulador, especialmente en el desarrollo de los índices de fragilidad ambiental.
  • Cambio climático: liderar comisiones para lograr las certificaciones del Programa País Carbono Neutralidad. También la coordinación de inventarios de emisiones de gases del efecto invernadero, y si el presupuesto lo permite, supervisar el trabajo de la compañía consultora para realizar dicho inventario. Si no corresponde buscar las alianzas estratégicas para la realización de este trabajo.

Retos que enfrentan las unidades ambientales.

Entre los retos que enfrentan es la falta de presupuesto institucional. Se considera recarga económica por desconocimiento de los departamentos financieros, al elaborar los presupuestos anuales. Si son municipalidades de zonas rurales, solo cuenta con un gestor, no tiene asistentes ni soporte, entonces llevar a cabo sus labores y su plan de trabajo, es una labor titánica y de compromiso absoluto.

También por falta de presupuesto en su mayoría, y por el desconocimiento de la población en general, se da una recarga de labores no inherentes al puesto, porque creen que hay una “afinidad” con el medio ambiente, y les toca en la mayoría de los casos, trabajar en la definición de áreas y zonas de protección o nacientes, corta de árboles, denuncias de otra índole, o simplemente redireccionar estas labores a los departamentos correspondientes.

En el desempeño ambiental de las municipalidades se tienen múltiples problemas a resolver, los cuales incluyen la falta de educación ambiental de la comunidad, además de los problemas propios de cada municipalidad que incluyen conflictos políticos, intereses particulares, deficiencias administrativas, atención de urgencias, presupuestos insuficientes, entre otros (Soto, 2008).

La Ley Orgánica del Ambiente (ley nª7554) establece en el Capítulo II sobre la participación ciudadana, en la cual ordena a las municipalidades a “fomentar la participación de los habitantes en la toma de decisiones y acciones dirigidas a proteger y mejorar el ambiente”, es aquí donde tanto el gobierno local como la población del cantón, son actores esenciales para el cumplimiento de los objetivos del desarrollo sostenible.

Es en este eje donde los gobiernos locales juegan un papel muy importante en nuestra forma de vivir. No solo en el aseo y ornato de nuestras comunidades, sino que influye en la calidad del aire que respiramos, la mejora en la calidad del agua que tomamos, la educación ambiental que recibimos y su compromiso en que nuestros centros educativos participen activamente. Incluye el involucramiento del sector privado en la toma de decisiones ambientales y su participación en las políticas ambientales.  No es solo residuos, si no es un trabajo integral que permite que nuestros cantones se desarrollen y sean más productivos de forma sostenible. Como dijo un experto en cooperación internacional: “Fortalecer lo local es fortalecer la igualdad, la democracia y el poder ciudadano”.

 

Referencias:

Soto, S. 2008. Herramientas para la Gestión Ambiental Municipal. Instituto Tecnológico de Costa Rica. Vicerrectoría de investigación y extensión y extensión dirección de proyectos. Consulta en línea. Fecha de consulta: 1 de octubre del 2020. Disponible en web: https://repositoriotec.tec.ac.cr/bitstream/handle/2238/499/informe%20final%20Herramientas%20para%20la%20Gesti%ef%bf%bd%ef%bf%bdn%20Ambiental%20Municip.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Jeimmy Obando

Jeimmy Obando

Licenciada en Gestión Ambiental por la Universidad Nacional. Consultora con experiencia en plantas de tratamiento de aguas residuales, planes de manejo de residuos sólidos y líquidos, planes de seguridad del agua, programa Bandera Azul Ecológica; gestión ambiental y salud ocupacional en proyectos de construcción.

Artículos relacionados