CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

Federico Cartín, el corazón capitalino detrás de Rutas Naturbanas

 Federico Cartín, el corazón capitalino detrás de Rutas Naturbanas

Federico Cartín, fundador de Rutas Naturbanas en Costa Rica.

Posiblemente usted ha escuchado sobre Federico Cartín porque fundó Rutas Naturbanas o porque fue candidato a alcalde de San José por el Partido Acción Ciudadana (PAC) en las elecciones municipales de este año.

Imagen de Federico Cartín en la campaña política por el puesto de Alcalde de San José.

Sin embargo, hoy queremos ahondar en su historia; en sus valores como ser humano y en sus sueños, y conocer realmente quién es ese joven economista que quiere transformar la ciudad para que las personas podamos caminar, correr, patinar o pedalear por hermosas rutas en San José como si estuviéramos en medio de un parque nacional.

Una familia ejemplar

Cartín es el mayor de cinco hermanos; sus padres, como él mismo dice, siguen plenamente enamorados tras más de 40 años de casados, lo que resulta, en estos tiempos, absolutamente admirable e inspirador.

“Mi mamá me presenta como su anillo de compromiso. De hecho, esa es de las cosas más atinadas que he hecho en mi vida: nacer, porque uní a mis papás. Y ellos son una pareja que realmente es excepcional en todo sentido”.

Su infancia se dividió entre Estados Unidos y Costa Rica porque su papá estudió allá, entonces “mis primeros años los viví afuera. Pero mi familia es súper tica”, aclara Cartín.

Federico Cartín con su sobrina Maripaz.

Federico tiene una hermana: Ana, una “maravillosa profesora y pedagoga”, quien le dio el mejor regalo del mundo, su pequeña sobrina Maripaz, a quien Federico ve como a una hija.

“Mi hermana me hizo tío-papá, y me dio a mi sobrhija que es el amor de mi vida. A uno le cambia la vida para siempre cuando entra una persona así; uno no vuelve a ser el mismo. Ahí uno descubre realmente lo que es el amor, cuando tiene un hijo; porque es un amor que es indestructible, perpetuo y creciente y es un amor que no se doblega. No hay forma de comparar ese tipo de amor”, dice convencido.

Además, tiene 3 hermanos menores, trillizos: Alberto, Felipe y Andrés, líderes de la industria gamer en Costa Rica, quienes tienen su propia empresa de programación y desarrollo de videojuegos.

“Yo los admiro y los quiero muchísimo. Y los vacilo también porque toda la vida, para la gente, siempre yo era el hermano de los trillizos, hasta que lancé Rutas Naturbanas; ahora les preguntan a ellos que si son los hermanos del de Rutas Naturbanas. Entonces, les digo yo que la vida se los devolvió”, dice muerto de risa.

En términos generales, Cartín cuenta que tiene una familia muy unida. No sólo en su propia casa si no con sus abuelos y primos por el lado materno.

“En la casa de mis abuelos siempre había almuerzo los domingos o el sábado, y nos reuníamos todos; ellos siempre trataban de unirnos y jalarnos y eso primó. Entre los primos hermanos tenemos una relación casi como de hermanos”, muy propio de algunas familias costarricenses.

Un economista que jamás pensó ser economista

“Cuando yo estaba en el colegio no sabía que quería estudiar. Me daba mucha envidia esa gente que tiene esa claridad lúcida y que dicen: yo voy a ser médica o voy a ser abogado. Y a mí como que muchas carreras me llamaban la atención, pero ninguna lo suficiente. Después hice exámenes de aptitud que se supone que a uno le debe salir una en cien y otras por encima de 80, y a mí me salieron cinco carreras en cien. Y una de ellas era Economía y yo me reía a carcajadas y decía que yo jamás iba a estudiar eso. Yo me veía en una disciplina más creativa”. Por esa razón, entró a Comunicación Colectiva en la UCR.

Pero descubrió que tampoco era lo suyo.

Se fue un tiempo a Estados Unidos y cuando estuvo de vuelta en el país, ingresó a estudiar Administración donde llevó un curso de Economía y ahí se enamoró de Economía, confiesa con una sonrisa. ¡Sorpresas que da la vida!

No obstante, en ese momento trabajaba en una revista de negocios. “Curiosamente, yo estudiaba Economía pero trabajaba como periodista que era la carrera que había desechado al principio”.

Debido precisamente a un evento que le tocó cubrir, conoció a Jeffrey Sachs en el INCAE, que es uno de los economistas que más admira porque tiene un lado humano.

“Su tema es el cómo resolver los problemas fundamentales de desarrollo del planeta y el tema de pobreza. Y mi llamado también ha sido bastante social y encontrar, de corazón, cómo puedo ayudar al mundo; entonces cuando oí a Jeffrey Sachs hablar sobre la sostenibilidad del planeta y del papel fundamental que van a desempeñar las ciudades y del cómo diseñamos esas ciudades en un planeta que se está urbanizando a una velocidad estrepitosa, me entró el telele de la planificación”.

Además, él ya había decidido que no quería ser un economista tradicional. Por eso, aplicó a una Maestría en Planificación Urbana en McGill University que lo llevaría a Canadá durante un par de años que terminaron convirtiéndose en diez.

“Yo tenía claro que me iba a quedar uno o dos años después de la Maestría pero nunca pensé que me quedaría allá tanto tiempo. Aunque siempre con esa sensación de que mi propósito por el cual me fui a estudiar eso, que era ayudar a mi país, no lo estaba cumpliendo. Y eso para mí era difícil. Además, mi familia me hacía mucha falta”.

Entonces, la vida, en su inmensa sabiduría, tomó la decisión por él. Falleció su abuelo materno, con el que tenía una relación muy especial y estrecha; y después nació su sobrina. Eso le hizo reflexionar sobre querer compartir más tiempo con sus papás y ver crecer de cerca a sus sobrinos; así se aventura a la consultoría y regresa a Costa Rica.

El padre de Rutas Naturbanas

Al volver, encontró que algo había cambiado en el país. Existían colectivos urbanos que habían empezado a cambiar la narrativa, a hablar de ciertos temas como planificación, urbanismo y ciudad.

“Es interesante que el haber estado fuera te hace valorar aún más tu país, pero también ser más crítico porque estás viendo Costa Rica no en comparación con sus vecinos sino con respecto, tal vez, a una escala del mundo”.

Además, Cartín es un fiel creyente de la indagación apreciativa, una metodología revolucionaria que te permite impulsar el cambio cultural y el crecimiento incrementando las fortalezas y maximizando el potencial positivo, dejando de enfocarse sólo en lo que está mal.

Con esa visión, él decidió volver a Costa Rica para contribuir de alguna manera a hacer un mejor país. Empezó a mapear proyectos que pudiera desarrollar, e investigó las implicaciones ambientales, legales y financieras de una iniciativa que propone regenerar y fortalecer el entorno natural y ambiental de los ríos urbanos.

Después de tener un concepto bien claro, comenzó a buscar socios de sociedad civil que le ayudaran a empujar el proyecto en conjunto y a construir desde la colaboración. Así consiguió co-proponentes de la talla de Roberto Guzmán de Chepecletas y Giancarlo Pucci, el famoso fotógrafo y fundador de Árboles Mágicos.

Foto de Rutas Naturbanas.

Pero, ¿qué es Rutas Naturbanas?

El proyecto busca conectar más de 25 kilómetros al norte y sur de la ciudad de San José, enlazando a cinco cantones: San José, Tibás, Goicoechea, Montes de Oca y Curridabat a través de los segmentos centrales de los ríos Torres y María Aguilar, creando rutas de uso compartido y desplazamiento no motorizado, conectando a las personas a la ciudad a través de la naturaleza.

Inicialmente, las rutas permitirán enlazar tres áreas verdes principales en la ciudad: las instalaciones deportivas de la Universidad de Costa Rica, el Parque Metropolitano La Sabana y el Parque de la Paz.

Y ¿qué beneficios ofrece Rutas a los y las habitantes de San José?

En resumen, conservación de ecosistemas y creación de corredores biológicos interurbanos, limpieza y protección de nuestros ríos, nuevas áreas de esparcimiento y espacios naturales para que podamos circular, reducción de la huella de carbono de nuestra ciudad, enlazamiento de barrios y centros urbanos y, mayor seguridad para las personas que caminan o pedalean.

Ahora bien, ¿en qué etapa se encuentra el proyecto?

En 2019 se inauguró el primer kilómetro y ahora en diciembre se espera iniciar con la creación de los siguientes tres kilómetros, tal y como explica Cartín en este video que muestra parte de la entrevista:

Además, se está valorando ampliar el plan maestro de Rutas Naturbanas para ir más allá de los 25 kilómetros planteados porque hay nuevos cantones y sector privado que está apoyando la expansión de la iniciativa.

De hecho, el sueño de Cartín es que Rutas se convierta en una red nacional e incluso a nivel regional, en Centroamérica. “Hay oportunidades muy lindas de poder exportar este concepto”.

Eso sí, de momento, la pandemia ha paralizado un poco el trabajo in situ, el voluntariado y los patrocinios. No obstante, hay muchas formas de colaborar con el proyecto, incluyendo las donaciones económicas a través de la plataforma internacional Global Giving – cuyo enlace está en la página de Rutas Naturbanas – y de Yo Me Uno del BAC.

En fin, la idea es que la pandemia no arrebate la posibilidad de ver transformada la ciudad de San José para el bienestar de quienes la habitan y de las futuras generaciones. Y todo nació de la inquietud de Federico Cartín, ese corazón capitalino que se fue a Canadá porque quería cambiar el mundo.

Avatar

Floribeth González

Directora Editorial de CR Actualidad. Licenciada en Periodismo con más de 8 años de experiencia. Consultora en Comunicación Digital, Relaciones Públicas y Sostenibilidad. Especialista en RSE, Derechos Humanos y Resolución Alterna de Conflictos. Embajadora de Chicas Poderosas.

Artículos relacionados