CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

Defensa Agraria: Los heroicos abogados del campesino e indígena en Costa Rica

 Defensa Agraria: Los heroicos abogados del campesino e indígena en Costa Rica

Imagen ilustrativa. Foto creada por jcomp – www.freepik.es

Las personas de bajos recursos económicos que tienen algún conflicto agrario o de tierras cuentan en Costa Rica con la posibilidad de tener un abogado pagado por el Estado, quien le asesorará técnica y legalmente de forma especializada.

Ese abogado forma parte de la Unidad Agraria de la Defensa Pública conformada actualmente por 17 defensores – 1 coordinador y 16 abogados especialistas – que atienden todo el país, pero se ubican estratégicamente en los mismos lugares en que hay juzgados agrarios.

Puntualmente, están en Liberia, Santa Cruz, Upala, San Carlos, Alajuela centro, San Ramón, Puntarenas, Pérez Zeledón, Buenos Aires, Corredores, Limón, Guápiles, Turrialba y San José.

Así lo indicó Mario Rosales Vargas, coordinador de la Unidad Agraria de la Defensa Pública de nuestro país:

Con esta “defensa agraria” se busca dar un mayor acceso a la justicia a poblaciones históricamente vulnerabilizadas – como campesinos e indígenas –  que no pueden pagar un abogado particular.

De blanco, Mario Rosales, coordinador de la Unidad Agraria; sentado, Miguel Fernández, y atrás de camisa gris, J. Chaves, ambos abogados defensores agrarios. Foto tomada en Pérez Zeledón.

Este beneficio aplica tanto para la persona que interpone la demanda como para la la demandada. Esto, claramente, representa un reto para el sistema, porque puede ser que, en un mismo lugar, las dos partes en un conflicto necesiten un defensor agrario.

Para eso, la Unidad Agraria tiene un mecanismo de apoyo entre oficinas, como lo explica Rosales Vargas:

Ahora bien, ¿qué tipo de procesos o trámites realizan estos abogados en favor de las personas que los necesitan?

  1. Reinvindicatorio: cuando la persona que aparece en el Registro como propietaria de un terreno necesita recuperarlo porque otra persona se lo quitó ilegalmente y no se lo devuelve.
  2. Usucapión: Cuando una persona tiene más de 10 años de poseer un terreno de forma pública, pacífica y a título de dueño – y además cumple con otros requisitos exigidos por Ley – puede lograr que la propiedad pase a su nombre registralmente.
  3. Cuando se busca anular títulos repetidos o evitar su inscripción, cuando deriven de informaciones posesorias, contratos ilegales, etc.
  4. Cuando dos personas poseedoras, no propietarias, discuten quién tiene mejor derecho sobre un terreno o bien de uso agrario.
  5. Servidumbres: Procesos para obligar a otra persona a dar paso o, por el contrario, cuando se es dueño de un terreno y se desea cerrar un paso existente sobre la propiedad sin derecho alguno. También se ven casos de servidumbres de aguas que afectan cultivos u otra actividad agraria.
  6. Cuando otra persona me ocasiona daños agrarios o agro-ambientales con consecuencias económicas negativas para mí. Por ejemplo, incendios por quemas agrícolas o contaminación.
  7. Incumplimiento de contratos agrarios.
  8. Apelación de revocatorias de parcelas otorgadas por el INDER.
  9. Interdictio de Ámparo de posesión: Cuando alguien está perturbando mi posesión sobre un terreno, puede haber o no intención de despojarme.
  10. Interdicitio de restitución de linderos: Cuando una persona ilegítimamente ha removido o corrido las cercas de división de mi terreno.
  11. Interdictio de restitución de la posesión: Cuando intentan o me han quitado una parte de mi terreno.
  12. Cuando solicito que se derribe un árbol o alguna construcción que está poniendo en peligro la vida de alguna persona o de mis bienes.
  13. Cuando deseo escriturar un terreno a mi nombre que no esté inscrito en el Registro Público, cumpliendo eso sí con los demás requisitos de ley.
  14. Sucesorios: Se tramita la sucesión (por muerte) de bienes agrarios (fincas o parcelas) dadas por el INDER.
  15. Deslinde o amojonamiento por lo que necesito delimitar mi propiedad.
  16. Cuando la persona desear registrar su derecho como un terreno independiente.
  17. Monitorios hipotecarios y prendarios siempre y cuando el objeto de crédito es agrario.
  18. Recurso de amparo cuando el objetivo sea la defensa de derechos económicos o ambientales relacionados con actividades productivas agrarias.
  19. Problemas forestales, ambientales y de desarrollo rural en general.

Seguramente usted estará pensando: ¿Tantos asuntos, tan complejos, en todo el país y sólo 17 abogados? Sí, de hecho, en lo que llevamos del año, estos defensores agrarios han tramitado más de 3.130 casos y atendido a casi 4 mil personas. Es decir, un promedio de 250 personas y 195 casos por defensor.

Esto se suma a la extraordinaria labor de promoción que realizan a través de giras in situ a los lugares más recónditos y alejados del país con tal de que, las personas que los necesitan, sepan que existe una “defensa agraria” que puede apoyarles en aquellos asuntos que se han convertido en un dolor de cabeza.

En una gira de trabajo, camino a atender habitantes.

Un trabajo que requiere conocimiento técnico, compromiso, responsabilidad, dedicación y un fortuito y real interés por la otra persona, aquella que necesita sentirse acuerpada por un Estado del que todos y todas formamos parte.

Avatar

Floribeth González

Directora Editorial de CR Actualidad. Licenciada en Periodismo con más de 8 años de experiencia. Consultora en Comunicación Digital, Relaciones Públicas y Sostenibilidad. Especialista en RSE, Derechos Humanos y Resolución Alterna de Conflictos. Embajadora de Chicas Poderosas.

Artículos relacionados