CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

Reflexiones necesarias en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad

 Reflexiones necesarias en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Imagen ilustrativa. Vector creado por pch.vector – www.freepik.es

“Un día para todos “ fue el lema de la Organización Mundial de la Salud -OMS– que me gustó de entre las muchas propuestas dadas por varios organismos y países -para mí sorpresa- para conmemorar este 3 de diciembre el “Día Internacional de las Personas con discapacidad.”

Pero ¿qué es y de dónde sale la conmemoración de esta efeméride?

La idea data de cuando al término del Decenio emitido por la ONU denominado en ese entonces “para los impedidos” y dedicado este lapso a reflexionar sobre las medidas a tomar por parte de los Estados en procura de lograr una mejor condición de vida para el colectivo en situación de discapacidad.

Es que en el año 1992 durante la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 47/3 se proclamó que la fecha del 3 de diciembre a nivel mundial se destinaría a tomar consciencia y promover todo tipo de acciones que impulsen un verdadero cambio social para las personas en situación de discapacidad.

Sí, Acción es lo que necesitamos más que actos simbólicos que solamente invitan a reflexionar. Acciones que se transformen en planes, políticas públicas, programas, proyectos a desarrollar y en servicios públicos y privados, que sean total y realmente inclusivos, en los cuales siempre, siempre se tome en cuenta la opinión ¡La voz! del colectivo en situación de discapacidad, que no pide favores sino ser tratados con dignidad y respeto desde los principios de igualdad equidad y no discriminación.

Además del compromiso activo y continuo de toda la ciudadanía y en especial de los que ostentan el poder en la toma de decisiones, decisiones que pueden o no afectar y cambiar de forma positiva o negativa la vida de estas personas.

Pero a ver ¿por qué me gustó este lema? Si bien a la primera impresión parece ser un lema inclusivo, ya que la intensión y objetivo del mismo -con el que estoy en total acuerdo- es “reflejar la creciente aceptación de que la discapacidad forma parte de la condición humana.” Según dice en la publicación de su página oficial.

Si analizamos a profundidad, si “hilamos fino” se podría descubrir ciertas cosas, que sin querer ser “aguafiestas” nos llaman a tomar estas acciones de las cuales les hablé, acciones para nuestro diario vivir que,  a modo de “granito de arena”, siendo agentes de cambio, nos haga ser partícipes de un gran cambio social del cual todas las personas y no solamente las personas en situación de discapacidad, sean las beneficiadas, porque cuando se apuesta por la inclusión, a corto o mediano plazo se beneficia toda la sociedad.

La principal observación es que, aunque sé que se trata de un lema para un día “especial”, no se puede seguir segregando e insinuando a través de la semántica -en este caso- que solamente durante este día -3 de diciembre- hay que incluir a este grupo vulnerabilizado de personas que ya suficiente ha tenido con siglos de exclusión.

¡No señoras y señores! Porque todos los días debemos cuestionarnos que estoy haciendo yo como “simple mortal” desde mi trabajo desde mi posición sea este el más sencillo o “destacado” para mejorar la vida de todo aquel que me rodea, máxime si tiene usted un cargo privilegiado en el cual de forma directa puede dar empleabilidad, acceso para brindar una mejor condición de salud o educación, o dar un trato amigable, inclusivo y de calidad cuando estas personas  llegan a solicitar un determinado servicio o bien público.

Todos los días todas las personas deben ser incluidas, pensadas, consideradas, como tal – y como ya he mencionado antes- reconocidas en todos sus derechos.

¡Sí, Todos los días!

Para ir concluyendo, hago eco del segundo lema que hoy será escuchado en toda Guatemala, pues fue elegido por este hermano país para conmemorar esta efeméride y que dice “ignorar nuestros derechos es discriminación”

Que este Día Internacional de las Personas con discapacidad, no pase como un día más, No ignoremos lo que pasa a nuestro alrededor, no seamos cómplices con actos u omisiones. Hagamos una pausa para reflexionar sí, pero de forma concienzuda, real, que nos dejé como enseñanza que se vale no solamente conmemorar, a mí gusta también Celebrar ¡Sí! -aunque entiendo el significado- y sé que faltan aún muchas batallas y guerras por librar, prefiero también ver lo positivo, quiero decir que aunque la discapacidad y quienes estamos en esta situación, seamos vistos como un “problema”, yo prefiero decir que me encanta ser una Persona en situación de discapacidad, porque con ella se confirma que las diferencias No son malas, enriquecen todo aquello dónde la diferencia se manifieste.

Por lo que propongamos metas y que de aquí al otro 3 de diciembre hayamos sido tan inclusivos/as que no tengamos que seguir pensando en “un día para todos”.

Wendy Barrantes

Wendy Barrantes

Licenciada en Derecho. Activista por los derechos de las personas con discapacidad. Fundadora del Centro de Vida Independiente Morpho.

Artículos relacionados