CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

¿Qué tanto habla un líder?

 ¿Qué tanto habla un líder?

Foto de Mujer creado por cookie_studio – www.freepik.es

Alguna vez me pregunté eso luego de escuchar a mi hijo jugando. Era el jefe y había que escucharlo y hacer todo lo que él decía. Tenía sus camiones, sus autobuses, su maquinaria de construcción de juguete y los demás solo debíamos limitarnos a estar en silencio preferiblemente.

¿De dónde habría aprendido esas técnicas de gestión del siglo pasado un niño que nació en el 2013? Por dicha fue solo ese evento aislado, pero me llamó muchísimo la atención y me puse a analizar la situación a estas alturas del siglo XXI y del avance en materia de gestión empresarial y liderazgo.

¿Cuánto tiene que hablar un líder ahora?

Yo soy de la generación que debía obedecer porque quien mandaba era otro y su palabra estaba casi escrita en piedra. Era la época, la forma de hacer las cosas y listo, no pasa nada. En cada época se ha intentado hacer todo de la mejor manera y no se guardan rencores de nada. Pero si algunas lecciones.

La realidad es que a los seres humanos nos gusta estar al mando. Y dependiendo de la persona, el gusto es mayor o menor, pero lo cierto es que todos estamos ‘en el mismo saco’. Vivimos en una época donde todos queremos alzar la mano, dar nuestra opinión y que se nos tome en cuenta. Y si se hace lo que queremos, mucho mejor. Que el discurso dado no caiga en saco roto.

Poco a poco dejamos atrás la época del ‘se hace así porque lo digo yo’. Ahora se busca construir y hacer llamados a la consciencia para tomar acciones. Que no sea solo ‘porque siempre se ha hecho así’. Existe la posibilidad de mejorar, de cambiar, de innovar. Y en ese proceso podemos participar todos.

Un estudio de la Universidad de Harvard, dado a conocer en el 2012, arroja un poco de luz sobre el tema. Nos mostró, en resumen, que nos gusta hablar de nosotros mismos y que eso nos produce gratificación a nivel neuronal. Y si es en redes sociales aún más, ahí no nos detiene nadie. No se trata solo de postear fotos, es que incluso estar dando nuestra opinión nos dispara la sensación de bienestar. Los centros de recompensa en el cerebro están trabajando extras.

Con razón mi hijo quería ser el jefe para hablar solo él. Con razón tenemos amigos hablantines –gracias a Dios por ellos. Y con razón, hasta aquel jefe que parecía estar siempre llamando la atención era así como era. Claro, estaba llamando la atención.

Eso nos trae nuevamente al líder. ¿Qué tanto debe hablar?

En una época ruidosa, con tantas voces hablando y gritando –a veces al mismo tiempo, se necesita quien piense con la cabeza fría. Que postergue la gratificación. Se necesita a alguien que tome solo la información pertinente y tome las decisiones adecuadas. No puede ser parte del montón porque alguien debe ser estratégico en sus movimientos y en sus palabras. El ruido produce caos, el análisis produce respuestas y resultados.

Los silencios y la reflexión intencionada pasan a ser armas eficaces en el desarrollo de mejores líderes, organizaciones y sociedades. No es en los gritos ni en el ruido donde vamos a tomar las mejores decisiones. Es conociendo y escuchando en silencio lo que quieren y necesitan los demás. Si el líder habla mucho, probablemente intimide y acalle otras voces e ideas.

¿Cuánto tiene que hablar un líder? Apenas lo necesario.   

Fabrizzio Ponce

Fabrizzio Ponce

https://fabrizzioponce.com/

De profesión Administrador de Negocios, con formación adicional en RRHH, Liderazgo, Motivación y Coaching, tiene más de veinte años de experiencia profesional en diversos sectores comerciales. Actualmente se dedica a crear y formar equipos y personas de alto rendimiento mediante capacitación presencial y online, asesorías y creación de contenidos.

Artículos relacionados