CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

MENTORÍA: Una práctica que impulsa el éxito de los profesionales jóvenes

 MENTORÍA: Una práctica que impulsa el éxito de los profesionales jóvenes

Foto creada por pch.vector – www.freepik.es

Una de las claves en el crecimiento de cualquier empresa es una organización sana, y sobre todo un ambiente laboral donde el crecimiento personal venga de la mano de un ejemplo que seguir. No son pocas las empresas que tienen el mentoring como una herramienta para permitir el crecimiento y brindar conocimiento a los recién reclutados, los profesionales jóvenes llenos de ímpetu pero sin experiencia.

Según la RAE, el mentoring es sinónimo de consejero, guía o padrino.

Dicha definición se puede considerar como aquella persona que dentro de la organización tiene la capacidad de ser lumbrera para aquellos que aún están en el camino del aprendizaje inicial, ahora bien, cabe destacar que realmente un mentor, puede estar dentro de la misma área organizacional, o incluso ser alguien que no trabaje con el personal de manera directa pero que tenga alguna relación de relevancia, esto es vital entenderlo para saber que no siempre un mentor es un jefe, puede ser un compañero, o hasta alguien que posea la cualidad, ser mentor va más allá, te conviertes en un líder, una persona que tiene la capacidad de guiar y velar porque los demás sigan en la línea de un clima organizacional idóneo para el trabajo.

También es curioso como un buen mentor, puede crear mentores, un líder, siempre buscará que su grupo crezca, buscando que se conviertan a futuro en un líder, herramienta vital para el crecimiento sano de la empresa.

Hay algunas cosas que deben ser consideras importantes para las organizaciones, se debe tener claro, que tipo de mentor es el que se busca, pueden haber personas con alta capacidad de liderar, pero que no llevan al fin de los propósitos de la empresa, en otras palabras, lideres negativos, son aquellos que pueden crear discordia en un grupo de trabajo, enemistades, y problemas laborales de alto nivel, también tener varios mentores intentando una lucha de poder por ver quién es el más relevante ante un grupo de trabajo puede convertirse en algo negativo por lo mismo que se mencionó anteriormente.

La mentoría, tiene la capacidad de desarrollar muchas áreas en potencia de los aprendices, por ejemplo, productividad, habilidades y conocimiento, desarrollo y retención del talento y como se mencionó antes, desarrollo del liderazgo, todas son muy relevantes para un crecimiento sano de la organización.

Ser mentor y buen líder, puede ser una dupla genial para desarrollar futuros jefes positivos para la empresa, el hecho de tener responsabilidades y mando no te dan la capacidad para tener gente que quiera hacerte caso, pero haber sido un mentor, y tener desarrolladas las áreas competitivas del liderazgo pueden generar que aun sin la necesidad de hacer una solicitud sobre una acción haya personal muy dispuesto a realizarlo.

Jairo Alvarado

Jairo Alvarado

Director de Empresas, graduado de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Artículos relacionados