CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

El mindset de crecimiento y el impacto sobre el aprendizaje

 El mindset de crecimiento y el impacto sobre el aprendizaje

Imagen ilustrativa. Foto creada por diana.grytsku – www.freepik.es

“No temas equivocarte, nunca es tarde para aprender”.

Hoy en día ha tomado una relevancia muy importante el tema de Mindset (mentalidad fija y de crecimiento), en todas las etapas del ser humano, por que, gracias a las creencias y patrones de pensamiento, emociones y conducta, fijaremos el rumbo y éxito de nuestra vida.

Carol Dweck, profesora de la cátedra Lewis and Virginia Eaton de Psicología Social en la Universidad Stanford, es conocida por sus trabajos en el llamado mindset psicológico.

Nos comenta Dweck: “Hay que centrarse en el proceso de aprendizaje, descubrimiento, desafíos, percibirlos como interesantes y no amenazantes”

Mentalidad fija: Creen que tienen limite las capacidades, la inteligencia y habilidades no se pueden mejorar, el potencial es limitado, no se puede cambiar.

Mentalidad de crecimiento: Creen que sus habilidades más básicas pueden mejorarse, por ejemplo, con entrenamiento, con buenas estrategias, con aprendizaje. No piensan que todos son iguales, pero son conscientes de que pueden desarrollar sus habilidades, el objetivo en la vida es aprender y mejorar.

Todos tenemos las dos mentalidades, no es que uno sea solo mentalidad fija o de crecimiento, podemos cambiar de una mentalidad a otra según el momento, si me enfrento a un reto muy importante puedo pensar que no tengo las habilidades para conseguirlo, quizá hago el ridículo si me expongo, quizá si tengo un contratiempo, puedo empezar a pensar de manera fija, quizá si conozco a alguien que es más inteligente que yo puedo sentirme inferior a esa persona, hay muchas cosas a nuestro alrededor, que pueden llevarnos a una mentalidad fija, incluso cuando normalmente tenemos una mentalidad de crecimiento.

Por eso es muy importante enseñar sobre todo a los niños y las niñas a disfrutar de los retos, a que aprendan a desenvolverse ante los desafíos, y que tengan resiliencia frente a los obstáculos.

El mayor regalo que le podemos hacer a un niño o una niña es enseñarle que no pasa nada, si no consigue algo ahora, pero que, con tiempo, aprendizaje y colaboración, puede lograrlo. La palabra mágica es “todavía”, esto nos hace confiar y sentirnos motivados y no determinados por un resultado que tal vez no es el que deseamos.

Se pensaba que la mentalidad de crecimiento solo consistía en esforzarse que lo importante es que el niño se esforzará al máximo, tuviera éxito o no, sin embargo, también es muy importante centrarse en el proceso a la hora de progresar.

Laura Lewin, consultora de las más importantes instituciones educativas de Argentina, ha explicado que “lo que importa es la mentalidad”, hoy sabemos que hay un impacto del 58% de las habilidades socioemocionales en el trabajo, que quiere decir esto que cuando se contrata a alguien no solo importa los conocimientos y habilidades ejecutivas, también se requiere que se lleve bien con los colegas, que se mantenga motivado aun en momentos difíciles, que sea parte de la solución y no del problema, que sea flexible, creativo.

Aprender de los errores, naturalizarlos, capitalizarlos, algo muy importantes en este punto es comprender que no aprendemos a través de amenazas, el aprendizaje tiene que ir de la mano con seguridad emocional, trabajar la ausencia de amenaza.

Un niño que no sabe manejar la frustración, será un adulto que no sabrá manejar el fracaso que le cuesta perseverar y se dará muy pronto por vencido.

Es por ello de suma importancia motivar el aprendizaje a través de la seguridad emocional y psicológica, dar feedback real, pero enfatizar la curva de esfuerzo y no solo el resultado, alentar la determinación, fuerza, curiosidad y perseverancia de seguir desarrollándonos y evolucionando, en todas las áreas y a cualquier edad.

Elisa Rayas

Elisa Rayas

Mexicana. Fundadora y Directora de Global Consultores. Profesional con más de 10 años de experiencia en el área de Desarrollo Humano y Organizacional, en mandos medios y gerenciales, directivos y operativos. Licenciada en Psicología Organizacional y Máster en Desarrollo Organizacional. Apasionada por el bienestar de las personas y las empresas.

Artículos relacionados