CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

¿Cómo hacer galletas pinky-veganas caseras? ¡Deliciosas!

 ¿Cómo hacer galletas pinky-veganas caseras? ¡Deliciosas!

Imagen de mis galletas veganas, deliciosas.

Pero, entonces ¿qué comés?, una de las preguntas frecuentes que siempre me hacen cuando se enteran que soy vegana, y sin duda mi menú es más amplio ahora que cuando no era vegana. Tengo que admitir que mi impresión es que una persona promedio en Costa Rica tiene una dieta muy poco variada, probablemente coma muy seguido lo mismo.

Cuando una toma consciencia de que consumir productos animales es innecesario, un universo de elecciones alimenticias se abren para nuestro disfrute y por el trabajo a favor de las personas de otras especies.

¡En fin! ¡a lo que vinimos, las galletas!

Estas galletas son fáciles de hacer, ricas y tienen un tono de color rosadito bien bonito, apenas para una tarde de té. Vamos con la receta.

En un recipiente vamos a mezclar: 50 gramos de leche de soya y 1 cucharada de vinagre de manzana.

Vamos a dejar reposar esta mezcla para que se haga una especie de suero de leche que eso es lo que queremos. Mientras tanto, en otro recipiente vamos a mezclar:

275 gramos de harina (si quierés una masa más fina, podés tamizarla antes)

100 gramos de azúcar

1 cucharadita de polvo de hornear

½ cucharadita de sal (yo usé marina, entonces el grumito de la sal queda en la galleta, que, a la hora de comer, se puede sentir perfectamente la mezcla de lo salado con lo dulce, que me gusta mucho, si no es tu caso, usá sal fina)

Ahora regresamos a nuestra mezcla de leche de soya y vinagre de manzana, a la que le vamos a agregar:

50 gramos de aceite de oliva (o el aceite vegetal que tengan)

1 cucharadita de vainilla o extracto

Cerezas picadas (yo utilicé la mitad de un frasco pequeño de cerezas, de esas que utilizamos para los cocteles)

Poco a poco vamos a ir integrando los líquidos a los sólidos, mezclando inicialmente con una cuchara de madera y luego amasando con las manos, hasta lograr una masa que vamos a guardar en el refrigerador por al menos 1 hora, envuelta en papel encerado.

Una vez pasada la hora, precalentamos el horno a 175 grados mientras preparamos nuestra superficie de trabajo, estirando la masa con ayuda de un rodillo, dándole las formas a nuestras galletitas, yo las hice redonditas.

Las llevamos al horno por 10 minutos o hasta que empecemos a ver que se están dorando.

Esperamos unos diez minutos a que se enfrien ¡y listo!

Podemos tomarlas con un té, café o un vaso de leche vegetal. Estas galletas son dulces, suaves y libres de cualquier ingrediente animal, como la leche o sus derivados o los huevos, que son productos de consumo innecesarios y crueles.

En mi opinión, millones de bebés (animales) nacen solo para morir para que humanos consuman leche o huevos, que nos llenan de enfermedades.

Además, esta masa te puede servir de base para otras recetas, podés experimentar con otros ingredientes, como el cacao, semillas, frutas deshidratadas, especias… en fin, es cuestión de experimentar y generar tus propias recetas.

 

*Este artículo representa la opinión/posición exclusiva de su autora*

*Este artículo pertenece a la columna La Señora Vegana*

Catalina Espinoza Ortiz

Catalina Espinoza Ortiz

Vegana. Feminista. Activista en favor de los animales. Psicóloga. Parte de la comunidad CR Actualidad con su columna: La Señora Vegana. Para consultas y comentarios, al correo: cattortiz@yahoo.com

Artículos relacionados