CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

¿Cómo construir mis metas 2021 como cuidador de personas adultas mayores?

 ¿Cómo construir mis metas 2021 como cuidador de personas adultas mayores?

Imagen ilustrativa de una persona joven tomando las manos de una persona adulta mayor. Foto de Amor creado por rawpixel.com – www.freepik.es

Un nuevo año comienza y con él nuevas oportunidades se avecinan. Y éstas no discriminan edades, géneros ni ocupaciones.

De este modo podemos afirmar que las personas cuidadoras de personas adultas mayores contamos con más de 300 días para ejecutar acciones que nos permitan ser las mejores personas cuidadoras de mayores del universo.

Lograrlo no es complejo pero requiere de algunos puntos de partida, hoy les comparto tres de ellos:

1- Claridad de la labor del cuidado: se refiere a que como personas cuidadoras de personas adultas mayores estamos conscientes de que apoyamos la calidad de vida de otras personas desde cuatro elementos: biológico, psicológico, social y espiritual. Y precisamente estos cuidados integrales es lo que diferencia la labor de cuidado de los cuidadores gerontológicos de las demás clases o tipos de cuidados.

2- Ética: se refiere a que todas las personas cuidadoras gerontológicas no ejecutamos las acciones de cuidado por necesidad laboral, lo hacemos en primer lugar porque sentimos una corresponsabilidad de forjar una mejor sociedad, más inclusiva; en otras palabras, alineada con la meta de los objetivos de desarrollo sostenible de no dejar a nadie atrás.

3- Trabajo en equipo: sabemos que somos un eslabón más en el sistema de cuidados que se encuentra alrededor de la persona adulta mayor y por ello nos ponemos al servicio de las demás personas e instituciones que se encuentran presentes, sean profesionales de la salud, cuidadores espirituales, instituciones, familiares.

Nuestra meta siempre será que la persona adulta mayor sea feliz y por ende contribuimos para que esa felicidad se alcance.  De este modo, los cuidados gerontológicos se refieren a las acciones intencionadas que realiza una persona cuidadora gerontológica que tiene como objetivo la felicidad de la persona adulta mayor a quien se apoya. Y como efecto secundario, la familia de la persona adulta mayor también se verá impactada por la felicidad.

Y para lograr esta onda feliz, la persona cuidadora no sólo es consciente de que es miembro de la disciplina gerontológica, sino que también usa técnicas e instrumentos que le permiten ejecutar su labor de manera particular.

Y, llegados a este punto, también es importante rescatar que las personas cuidadoras gerontológicas deben cuidar a la persona más importante dentro de la labor de los cuidados: a sí mismas.

No podemos dar lo que no tenemos. Por eso, una primera tarea que nos convoca este inicio de año es hacer una pausa de un par de horas, en un espacio privado, sin interrupciones, donde podamos meditar ¿qué aprendizaje obtuve del año recién terminado?

Para ello podemos usar esta plantilla de guía:

En esta plantilla anotaremos los resultados alcanzados en el 2020, y no te entristezcas si no lograste todo lo que te habías planteado. Ya eres una persona ganadora, ¡aprendiste a vivir con una pandemia! Analiza qué metas te gustaría retomar y ponles fecha.

Pero también es el momento oportuno para preguntarte ¿qué quiero para mi vida? ¿qué quiero hacer con estos nuevos más de 300 días que tengo por delante? (la primera me orienta a metas de largo plazo y la segunda, metas de corto plazo) ¿cómo quiero hacerlo? ¿qué recursos dispongo para alcanzar eso que quiero? (estas dos preguntas me orientan sobre el procedimiento y el inventario de recursos de los cuales dispongo y también identificar cuáles me hacen falta y definir cómo/dónde obtenerlos).

En síntesis, las personas cuidadoras gerontológicas debemos plantearnos metas de vida para nosotras mismas, más allá de nuestra ocupación laboral (o de cuido por otras razones).

Desde Orientación Integral para la Familia hemos desarrollado una plantilla 2021, la cual hemos dejado en nuestro muro de FB y también se las compartimos por acá:

Pónganle fecha a cada meta que planteen, impriman y peguen esta plantilla en algún lugar donde deban verla diariamente, así no olvidarán cómo usarán estos nuevos días que tenemos en este nuevo año.

Una meta en sí misma puede ser descompuesta en pequeñas tareas, que, cumpliéndolas todas, al final nos permitirán afirmar que la cumplimos.

Por ejemplo, si la meta con la salud es controlar sus hábitos de descanso nocturno, es momento de tomar lápiz y papel y, además de fijar la fecha en la cual consideras disfrutarás de este descanso, deberás empezar por llevar un registro de hábitos que realizas antes de descansar de noche, para que puedas identificar qué acciones u omisiones te impiden descansar.

Una vez que hayas identificado el elemento que te impide alcanzar tu meta, el segundo paso es plantear una solución. Ubica recursos materiales, humanos y similares que te ayuden a superarle.

El tercer paso será identificar la forma en que le superaremos. Es decir, trazaremos una estrategia. Y finalmente el último paso será ¡poner manos a la obra!

Y, para no perder la costumbre de evaluar resultados, anotaremos qué tal nos resultó; pues si la estrategia fue efectiva, tenemos un nuevo aprendizaje de cómo hacerlo. Y, si no lo fue, también tenemos un nuevo aprendizaje de que esa forma no es la adecuada. Y este consejo aplica para todo: alimentación, relaciones familiares, de amistades, laborales.

Finalmente, no quiero despedirme sin contarles que estoy muy feliz de que este año volvamos a encontrarnos y que tengamos oportunidad para seguir aprendiendo en conjunto.

Dense una vuelta por el Facebook de Orientación Integral para la Familia, tenemos recursos gratuitos que les ayudarán en su labor de cuidados gerontológicos. 

¡Y también tendremos cursos para cuidadores gerontológicos!

Déjennos sus comentarios, dudas o inquietudes, será un placer apoyarles desde este espacio.

Kattia Sevilla

Kattia Sevilla

https://oifa.principalwebsite.com/

Máster y Directora de Orientación Integral para la Familia. Gerontóloga, educadora y trabajadora social, con más de 20 años de experiencia. Dedicada a capacitar personas cuidadoras de población adulta mayor.

Artículos relacionados