CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

Aplicación del IVA en el sector agropecuario a merced del exceso de requisitos e interpretaciones confusas

 Aplicación del IVA en el sector agropecuario a merced del exceso de requisitos e interpretaciones confusas

Imagen ilustrativa. Foto creada por katemangostar – www.freepik.es

Con la promulgación de la Ley No. 9635 del 3 de diciembre de 2018, publicada en el Alcance 202 de la Gaceta Nº 225 del 04 de diciembre de 2018, denominada “Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas”, se reforma de manera integral el sistema de imposición sobre las ventas, Ley No. 6826 de 8 de noviembre de 1982 y sus reformas, y se migra, en su Título I, a un nuevo marco normativo, denominado Ley del Impuesto sobre el Valor Agregado -en adelante IVA-, el cual se encuentra regulado en el artículo l º de la citada Ley.

El artículo 11, del Título I, de la Ley 9635, en su inciso 3) subincisos a, b, y d) establecen la forma en la que se deberá conformar la Canasta Básica Tributaria (CBT), indicando para tales efectos que los bienes ahí contemplados, gozán de una tarifa del l %, y que el consumo intermedio para su producción deberá estar a la misma tarifa del l %.

El artículo citado, en su inciso 3) subinciso d), regula que los productos veterinarios y los insumos agropecuarios y de pesca, con excepción de los de pesca deportiva, y fueron definidos de común acuerdo por el Ministerio de Agricultura y Ganadería y el Ministerio de Hacienda, y actualmente tienen una tarifa reducida del l % del IVA pero solamente para aquellos que estén registrados como productores agropecuarios ante el Ministerio de Agricultura y Ganadería -MAG- y que se encuentren inscritos ante la Administración Tributaria como contribuyentes del Impuesto sobre el Valor Agregado.

Ahora bien, es importante mencionar que existe una identidad indisoluble entre los insumos agropecuarios propiamente dichos, y los insumos agropecuarios para producir canasta básica tributaria, lo que hace que se les deba dar el mjsmo tratamiento tributario, en el tanto resulta materialmente imposible en este momento diferenciarlos, sin embargo, a pesar de que con grandes esfuerzos el Ministerio de Agricultura y Ganadería y el Ministerio de Hacienda establecieron el Decreto Ejecutivo No 41824-H-MAG que tiene como objetivo regular la tarifa reducida otorgada a productos veterinarios y los insumos agropecuarios y de pesca, con excepción de los de pesca deportiva, en la practica ha sido todo un calvario su aplicación, tanto por el exceso de requisitos para su acceso como de innumerables confusiones en la interpretación normativa de Reglamento citado.

¿Exceso de requisitos?

La formalización del sector agropecuario y pesquero debe ser una prioridad para el Gobierno en busca de mecanismos de apoyo para estas actividades. Por eso, es necesario comprender bien sus particularidades y ajustar la normativa a fin de permitirles llevar a cabo sus actividades sin mayores obstáculos y requisitos burocráticos.

En ese sentido, según el Decreto Ejecutivo No 41824-H-MAG, solo podrán acceder a la tarifa reducida del 1% en la compra de insumos agropecuarios, veterinarios y de pesca no deportiva, aquellas personas que se encuentren inscritos en el Ministerio de Agricultura y Ganadería como un productor agropecuario y sean contribuyente del impuesto sobre el valor agregado ante la Administración Tributaria. Por otra parte, en caso de acceder a servicios agropecuarios a la tarifa reducida, exclusivo solo para productores de canasta básica, deberán estos estar registrados en el Ministerio de Hacienda en el Registro de comercializadores, distribuidores y productores de canasta básica tributaria.

Lo anterior no solo es una tortura para los productores agropecuarios sino también para los distribuidores y comercializadores de insumos agropecuarios ya que deben de tener la capacidad tecnológica para poder detectar quien cumple con los requisitos para poder vender a la tarifa reducida, que en el caso de cometer un error involuntario cobrando una tarifa menor a la debida, será quien asuma la responsabilidad por los impuestos no cobrados.

Por otra parte, los productores agropecuarios para poder comprar maquinaria agrícola gozando de la tarifa reducida, además de los requisitos mencionados anteriormente, deberán tramitarla por el sistema de exoneraciones EXONET. Sin embargo, para que la solicitud de exoneración sea aprobada, estos productores agropecuarios deberán estar al día con las obligaciones tributarias y con la CCSS, caso contrario se dará el rechazo y se deberá pagar el 13% del IVA en la compra de tales bienes.

Imagen ilustrativa. Foto creada por freepik – www.freepik.es

Situación de los comercializadores y distribuidores de insumos agropecuarios:

El Decreto Ejecutivo No 41824-H-MAG regula también la situación de la compra en mercado local para los distribuidores y comercializadores mayoristas y detallistas de insumos agropecuarios, veterinarios y de pesca no deportiva, estableciendo en su articulo 6 que los contribuyentes del impuesto sobre el valor agregado, que comercialicen o distribuyan los bienes contemplados en el presente reglamento, podrán adquirir dichos bienes a la tarifa reducida del 1 % del IV A, para lo cual deberán encontrarse inscritos ante la Administración Tributaria, bajo la actividad económica denominada “Venta al por menor y mayor de productos e insumos agropecuarios”, entendiéndose perfectamente esto como un único requisito.

Sin embargo, en un reciente comunicado por parte del Ministerio de Hacienda, se hizo más grande la confusión al establecer un requisito que hasta hoy es invisible en el Decreto Ejecutivo mencionado que además de inscribirse en la actividad “Venta al por menor y mayor de productos e insumos agropecuarios” deberán realizar el tramite correspondiente en la plataforma de EXONET enlistando la los insumos agropecuarios, veterinarios y de pesca no deportiva que desea adquirir a la tarifa reducida del 1% del IVA. En ese sentido, estas confusiones que establecen tramites innecesarios comprometen el flujo de caja de aquellos que son distribuidores y comercializadores mayoristas y detallistas de los productos mencionados.

Me parece que urge claridad en las disposiciones que se deben aplicar y sobre todo la simplificación de trámites y requisitos como una medida de apoyo para un sector que urge de intervención estatal.

 

 

Este artículo representa la opinión/posición exclusiva de su autor o autora*.

Para más artículos como éste, favor leer nuestra sección COLUMNAS*.

Ariel Castro

Ariel Castro

https://www.rojasrobles.com/

Gerente de Impuestos en Grupo Rojas Robles & Asociados Especialista en Derecho Tributario Máster en Asesoría Fiscal Miembro del Instituto Costarricense de Estudios Fiscales

Artículos relacionados