CR Actualidad

Genera contenido de valor en la red

Edgardo Sibaja Araya

Edgardo Sibaja Araya

https://www.wattpad.com/user/esibajaaraya

Cuentista y novelista. Autor de dos libros publicados: "Creo que fue la Soltería" y "Lúcido". Joven vecino de Salitral de Santa Ana.

Cuento corto: Intenso

No creo en el amor a primera vista ni en el romanticismo hollywoodense, pero cuando vi a aquel tipo en la fila de la terminal hacia San José, sentí que me enamoré de inmediato, era una energía tan pura que podía desperdiciarla. Era alto, grueso y con una cabellera cuidadosamente peinada hacia atrás. Durante toda […]Leer Más

Cuento corto: “Por caminos solitarios”

Cada vez que al viento se le antojaba pasar me despeinaba de a pocos, mientras estaba sentado en aquel tronco antiguo, víctima de la edad, recordaba cuando andar despeinado era inaceptable, cuando la corbata estaba milimétricamente alineada al penúltimo botón de mi impecable camisa blanca, faja del mismo tono de los zapatos, unos zapatos que […]Leer Más

Cuento corto: Usted me está leyendo

Odiaba la redes sociales pero estaba en todas ellas, como todos, como uno más, como esos que dicen “yo estoy, solo por” e inventan alguna excusa que los haga sentir un poco mejor, la mía era: yo estoy, solo para leer. Entonces deslicé mi dedo a ver que me iban a recomendar el universo esta […]Leer Más

Cuento: Corta, desordenada y naranja cabellera

Se sentó al lado mío, otra vez, yo cerré las piernas y ella las abrió, usábamos el cien por ciento del espacio que aquellos incómodos asientos del Metrobús nos permitían. Le eché un vistazo, lo sintió, me lo devolvió, ligera sonrisa en ambos, volví a mí y ella volvió ella, cerró sus ojos y recostó […]Leer Más

Cuento corto: ¡Cuyeo!

— ¿Qué suena así, ma? — Es un pájaro que se llama cuyeo, canta solo en las noches y dicen las leyendas que si uno los sigue lo pierden en el bosque. Tenía escasos 8 años y esa noche no pude dormir. No por miedo, yo era un niño valiente, sino pensando adónde podría llegar […]Leer Más

Cuento corto: 400 moscas

De pronto estaba ahí, en un mundo recién nacido o recién creado por mí – o al menos eso creía o eso quería creer-, no estaba seguro de nada, nada más que de pronto estaba ahí y una preocupación gigante me llenaba la cabeza y la hacía pesada, dura de llevar, de alzar, de manejar. […]Leer Más

Cuento corto: Acuantá

Caminaba por alguno de los cerros de Escazú, – nadie creería que tan cerca de lo que llamamos ciudad, se puede dar una desconexión tan grande -, cruzaba por caminos de barro apartando ramas y matas enormes, entre fincas delimitadas por árboles de jocote y guayaba, escuchando solo pájaros locales que rogaban por lluvia. Era […]Leer Más

Cuerto corto: Kundalini

Jueves, cinco cincuenta y cinco de una tarde de tormenta eléctrica y aguaceros, él caminaba, o más bien, arrastraba su cuerpo por las sucias calles de un saturado San José, ya solo tenía que dar vuelta al norte justo al frente del San Juan y desplazarse otros doscientos metros más hasta las paradas de su […]Leer Más